Paolo Rocca, empresario

El CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, habló en el cierre del primer día del 60 Congreso de la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero). Pero su mensaje se contradeció con lo que sucedía en una de las empresas del holding ya que se anunció la suspensión de 270 operarios y criticó al Gobierno de Mauricio Macri.


“Estamos en un momento de una gran oportunidad para volver a plantear en nuestros países la necesidad de tener política industrial, con creación de empleo de calidad y de desarrollo de la cadena de valor. Tenemos la oportunidad de poder retomar la senda de crecimiento industrial”, dijo Rocca.


Rocca agregó: “Es fundamental retomar el crecimiento industrial para poder pensar un desarrollo inclusivo y que pueda satisfacer la demanda de mayor igualdad y mayores oportunidades para la gente. La vuelta de la dimensión industrial va a ser una necesidad frente al cambio de ciclo que erosiona los precios de las materias primas".

 

“En este contexto, no es fácil atraer los capitales necesarios para transformar nuestra industria. Y es ése el gran desafío que tenemos. Cuando voy a las universidades tengo la sensación de que me miran como si fuéramos dinosaurios a la espera de un asteroide”, aseveró.
“La coordinación de políticas es muy importante. Y no nos sacamos solos de una desindustrialización. Lo tenemos que hacer con nuestra cadena”, remarcó.


En cuanto a las suspensiones que se realizaron ese mismo día, la empresa emitió un comunicado:

Noticias relacionadas


“Techint Ingeniería y Construcción se ve imposibilitada de ejecutar el proyecto Carem 25 debido principalmente a la entrega tardía de la documentación técnica apta para construir y la existencia de permanentes cambios a la obra por la CNEA. A este tema se le suma un atraso en los pagos por parte de la CNEA. Todo esto ha causado que el impacto acumulado en la duración de la obra estimado a la fecha haya casi duplicado el plazo original del proyecto. En el último tiempo se le ha venido solicitando a la CNEA que se adopten medidas urgentes que permitan mitigar la grave situación de quebranto financiero para el proyecto sin que se hubiera solucionado el problema”, aseguró.


“Ante esta situación comunicada a la CNEA en reiteradas oportunidades, nos vemos obligados a adoptar medidas de mitigación sobre el contrato con el objeto de no deteriorar más aún la ecuación económico-financiera. Por lo tanto, a implementará un proceso de readecuación de costos operativos para minimizar ulteriores impactos y evitar mayores pérdidas para ambas partes”, explicó la empresa para justificar suspensiones.