Shakira y Piqué

Shakira tuvo una polémica tras otra ya que tuvo problemas con la Fiscalía de Barcelona por supuesta evasión de impuestos, fue acusada de plagiar el tema “La Bicicleta” y tuvo una hemorragia en sus cuerdas vocales. Esto último tuvo consecuencias en su vida personal, pues la cantante habló acerca del difícil tiempo que su vida en pareja sufrió.

 

“No ha sido una experiencia positiva porque me convertí en una persona muy pesimista. Estaba amargada y era imposible estar cerca de mí. Gerard vio lo peor de mí”, confesó al diario The Guardian en una entrevista.

 

Shakira reconoció que: “Siempre supe que habría cosas en mi vida que se irían, como la belleza, la juventud, todas esas cosas. Pero nunca pensé que mi voz me dejaría, porque es tan inherente a mi naturaleza. Era mi identidad. Así que cuando no pude cantar, fue insoportable. Hubo ocasiones en las que no podía salir de mi cama, estaba tan deprimida”.

 

Noticias relacionadas

Según lo que la compositora le dijo al diario, las peleas con su pareja nunca fueron tantas como cuando no podía hablar. “Él bromea que cualquiera quisiera que su esposa se callara, pero cuando tuve que reservar mi voz, él se sintió como uno de esos ex-convictos a quienes liberan y no saben qué hacer con la libertad”, narró.

 

“Siempre estaba enfadadísima, y él necesitaba que hablara. Gerard Piqué me ha visto tantas veces salir llorando porque pensaba que no podría volver a mi carrera. Me decía que no quería un futuro con una mujer amargada, que todos estaban haciendo múscia por ahí mientras yo estaba encerrada en casa con los niños. ‘Sal de ahí y ponte a trabajar’”, contó la cantante.

 

“Mi hijo Sasha me dijo que le rezaba al Niño Jesús y la virgencita para que volviera a hablar. En esos meses sin hablar, mi relación con Gerard se vio afectada”, aseguró.


En lugar de un procedimiento, la también empresaria decidió acudir a la meditación y la hipnósis, según el diario británico e incluso fue a Lourdes, Francia, para conseguir agua milagrosa. “Necesitaba o una cirugía o intervención divina. Se sintió casi como una experiencia religiosa”, dijo del retorno de su voz. Además admitió que cada noche de su gira, la cual tuvo que posponer en dos ocasiones debido a sus problemas, se sintió como un regalo.