Toma de juramento de Jeanine Áñez a la nueva cúpula de Fuerzas Armandas en Bolivia, REUTERSToma de juramento de Jeanine Áñez a la cúpula de las Fuerzas Armadas, REUTERS 

La presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, removió a la cúpula de las Fuerzas Armadas y tomó juramento a los nuevos jefes militares, en un acto que incluyó un crucifijo y dos cirios junto a la Constitución.

 

El general Carlos Orellana es el nuevo Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas (FFAA) en lugar del general Willams Carlos Kaliman Romero.

 

Pablo Arturo Guerra Camacho fue posesionado como Jefe del Estado Mayor; Iván Patricio Inchauste Rioja como el Comandante General del Ejército; Ciro Orlando Álvarez Guzmán como Comandante General de la Fuerza Aérea Boliviana; y Moisés Orlando Mejía Heredia como Comandante General de la Armada Boliviana.

 

Noticias relacionadas

El saliente comandante en jefe Williams Kaliman señaló que en su gestión se trabajó como nunca en la lucha contra el contrabando y convocó a unir esfuerzos por pacificar el país.

 

"Nuestra gestión marcó un hito muy importante en la lucha contra el contrabando. Bajo mi mando se trabajó arduamente por el desarrollo del país y en la reducción de este mal", dijo Kaliman

 

"Al nuevo mando militar, decirles que el rumbo está marcado, que les dejamos unas Fuerzas Armadas rectas y apegadas estrictamente a la Constitución Política del Estado, por tanto solo hace falta seguir la estela. Les toca ser protagonistas del futuro de la institución", se despidió Kaliman.

 

Por su parte, el nuevo Comandante en Jefe de las FFAA, General Carlos Orellana, en su discurso llamó a la calma.

 

"Es oportuna la ocasión para llamar a la calma a toda la población boliviana. Les pido deponer actitudes intransigentes. Somos hermanos; hacer conocer a Bolivia que las FFAA siempre estarán al lado de su pueblo", sentenció.

 

La mandataria Añez, expresó a nombre del Estado, su gratitud al Alto Mando Militar saliente "por anteponer la vida de nuestros ciudadanos a cualquier interés propio".