Inundaciones en Venecia, REUTERS	Venecia "bajo el agua", REUTERS

Venecia se levantó con un suspiro de alivio, tras 48 horas de pesadilla, pero pese al sol y el cielo despejado se teme que haya otro pico significativo en la subida de las aguas que causó graves daños a monumentos, casas y hoteles en los últimos dos días.


Anoche la subida máxima se frenó bajo los 80 centímetros y para hoy se hablaba de 125, con la posibilidad de que las zonas más bajas, como San Marcos, se inunden de nuevo.

 

El premier italiano, Giuseppe Conte, está en la ciudad, donde hoy debería reunirse con los comerciantes.

 

Por la tarde habrá una reunión extraordinaria en Palazzo Chigim, sede del gobierno en Roma, para tratar la declaración del estado de emergencia.

Noticias relacionadas

Inundaciones en Venecia, REUTERS

Inundaciones en Venecia, REUTERS

"Hay un compromiso a 360 grados con Venecia, es una situación dramática en una ciudad única", dijo Conte a ANSA.

 

El 26 de noviembre será convocado el Comité Interministerial para la Salvaguarda de Venecia, donde se debatirán temas estructurales relativos a la ciudad, entre ellos los problemas que plantean las grandes naves de crucero y sobre todo el proyecto MOSE, un sistema de protección de mareas que prevé la construcción de decenas de compuertas para regular el flujo entre la laguna y el mar Adriático.

Inundaciones en Venecia, REUTERS

Inundaciones en Venecia, REUTERS

Muy demorado respecto del plan inicial, se apunta a terminar el sistema MOSE para 2021.

Ahora la ciudad debe enfrentar la restauración de los daños.

 

Conte anunció que se indemnizará a los particulares y dueños de negocios con un máximo de 5.000 y 20.000 euros respectivamente en una primera etapa.

Inundaciones en Venecia, REUTERS

Inundaciones en Venecia, REUTERS

En el caso de los daños más consistentes, se verificarán "con más calma y se requerirá una instrucción técnica".