Mar del Plata, Roberto Pennisi, industria pesqueraPennisi, en su discurso.

El empresario de la industria conservera local, Roberto Pennisi compartió en las redes sociales un video de una charla que brindó, donde afirmó que “a los marplatenses les cuesta trabajar”, en unas declaraciones que se convirtieron en virales por estos días. 

 

Pennisi, dueño de la empresa que lleva el mismo nombre y director de Natusur, destacó que trabajó “bastante duro todos los días”, que es hijo de inmigrantes italianos (de Sicilia), su padre era pescador y pescaba en una de las lanchitas amarillas, tiene cinco hermanos y la madre les cocinaba “con un kilo del pescado que se tiraba y dos kilos de pasta”.

 

Enojado, expresó al disertar en una mesa que "es aberrante que Mar del Plata tenga el mayor número de desocupación del país, y nosotros traemos gente de Balcarce, Miramar, Otamendi y Batán, porque acá (por Mar del Plata) les cuesta…”. “Hacemos todo para que suceda”, apuntó el empresario, que fue ovacionado por el auditorio.

 

Noticias relacionadas

En medio de sus declaraciones, Pennisi arremetió: "El Papa dice que la Argentina es el país de las oportunidades perdidas. Mar del Plata está a la cabeza. Tenemos el Tribunal de Trabajo más insensible para la continuidad en las empresas y demás. Con San Isidro estamos a la cabeza".

 

"Hay gremios en otros rubros que tienen una evolución, tratan de crecer y nosotros tenemos al enemigo en el gremio del pescado", cuestionó. Y sostuvo que de la Facultad se reciben numerosos abogados, “que vienen a repartir tarjetas en la puerta de mi fábrica”. “Nosotros no necesitamos más abogados, necesitamos trabajar”, enfatizó.

 

"Todos los días hay que ir a laburar, mañana, el domingo, el feriado... es una carga pesada y mis amigos me dicen 'ni loco quiero estar en tu lugar'. Yo que no tengo hijos, no tengo mujer, tengo guita y me la paso laburando, porque hay una cosa que se llama responsabilidad y hay que respetar. Si te llega una demanda que es cortar y pegar, al tipo que hace 65 años que está en la empresa, decís, 'vamos a ver si es cierto'... No, cualquiera viene y saca número para rompernos la cabeza... Entonces, estimados, que quieren hacer las cosas bien, cuando hablan de la unidad y la igualdad, lamentablemente es difícil hablar de la igualdad. Soy un tipo que me gustan las diferencias. Pero en Mar del Plata tenemos un gremio que se jubila a los 50 años, que son los guardavidas... y mis empleados no quieren ser obreros del pescado, quieren la igualdad de jubilarse a los 50, y yo no... independientemente de eso, hay palabras que suenan bien y son difíciles de llevar a la práctica".