Jeanine Añez, presidenta Bolivia, REUTERSJeanine Añez, REUTERS

La canciller del gobierno interino de Jeanine Añez envió mensajes a Mauricio Macri y Alberto Fernández en busca de que ambos  reconozcan la presidencia provisional en Bolivia tras la renuncia de Evo Morales. Karen Longaric, quien estuvo con funcionarios argentinos les dijo que esperaba que el presidente Macri "fuera más claro" con respecto a la situación de Áñez.

 

La situación se dio luego de que el Gobierno quedara inesperadamente del lado de países como Cuba, México, Nicaragua, Uruguay y Venezuela, naciones que no reconocen al gobierno interino de Añez.

 

La escena tuvo lugar este viernes cuando la canciller de la nueva administración se encontró ante todo el cuerpo diplomático extranjero acreditado en La Paz y donde dio su primer discurso.

 

Noticias relacionadas

En ese marco, se supo que la "nueva" Bolivia rompía relaciones diplomáticas con Cuba y Venezuela, y que los funcionarios de ambos países que están en La Paz deberán marcharse. Además se va un contingente de más de 720 médicos cubanos que estaban asignados en múltiples tareas. Serán repatriados, luego de un misterioso incidente ocurrido por la detención de cuatro cubanos en las protestas a favor de Morales.

 

En la reunión con Longaric estuvieron los embajadores o altos representantes de los países que reconocieron al gobierno provisional, entre ellos Estados Unidos, Brasil, Colombia y Rusia. En nuestro país,  las instrucciones del canciller Jorge Faurie, y del presidente Mauricio Macri fue que asistiera un funcionario argentino de segundo rango.

 

En las primeras horas tras la renuncia de Morales, el presidente y el canciller quedaron en medio de una ola de críticas por su postura ante el conflicto.

 

Desde ese entonces, y en las primeras horas de fuerte tensión en el país vecino, hubo conversaciones entre el equipo saliente y el entrante y el discurso de Macri fue girando, hasta llegar a la posición de no definición frente a Añez.

 

No obstante, será Fernández quien a partir del 10 de diciembre deberá convivir con lo que ocurra en el país vecino.