Un manifestante sostiene una almohada en forma de corazón con el lema Manifestante sostiene una almohada en forma de corazón con el lema "1 año y no renunciamos", REUTERS

Los chalecos amarillos franceses marcharon hoy por las calles de París a un año de la primera movilización contra el presidente Emmanuel Macron y protagonizaron enfrentamientos con la Policía.

 

Nacidos como consecuencia del aumento de los precios de los combustibles, el grupo disidente luego incorporó una serie de demandas para mejorar las condiciones de vida, así como algunos sectores también llegaron a pedir la renuncia del titular del Palacio del Elíseo.


A un año de aquella primera movilización en la capital francesa, este sábado los chalecos amarillos volvieron a marchar por las calles de la Ciudad de la Luz y en distintos puntos del país galo.


Aunque en la mayoría de los lugares las protestas fueron pacíficas, en la zona sur parisina, cerca de Place d´Italie, se registraron algunos incidentes entre manifestantes y la Policía francesa.


En ese sentido, las fuerzas de Seguridad arrojaron gases lacrimógenos y detuvieron a 33 personas.