Empresario asesinado en Quilses. Foto: FacebookEmpresario asesinado en Quilmes. Foto: Facebook

La Justicia investiga el crimen de un empresario de 56 años que fue asesinado de un disparo en la cabeza en la localidad bonaerense de Ezpeleta, en el partido de Quilmes, y no se descarta ninguna hipótesis.


Según confirmaron fuentes policiales, la víctima, que fue identificada como Aníbal Miraglia, es dueño de las empresas de artículos de limpieza Romyl y Todo Esponja, y este jueves alrededor de las 5:30 había salido de su vivienda para irse a trabajar junto a un sobrino que lo pasó a buscar.


En ese momento, un grupo de delincuentes armados abordaron la Volkswagen Suran en la que iba Miraglia con su sobrino en la intersección de las calles Uriburu y Salta, de Ezpeleta.


Un testigo señaló que se trató de un grupo de al menos cinco delincuentes que se trasladaban en dos vehículos, una Peugeot Partner blanca y un Volkswagen Gol del mismo color.


Las imágenes de una cámara de seguridad de una farmacia de la zona, según confirmaron fuente, evidenciaron que Miraglia intentó escaparse pero fue alcanzado por otro hombre, quien lo golpeó y le efectuó un disparo en la cabeza.


Pese a que inmediatamente el hombre fue trasladado en una ambulancia del SAME al Hospital Isidro Iriarte de Quilmes, ingresó con muerte cerebral y pérdida de masa encefálica, por lo que falleció a las pocas horas como consecuencia de las lesiones sufridas.

Noticias relacionadas


En tanto, a su sobrino lo llevaron cautivo y minutos después fue liberado ileso en la intersección de la avenida Florencio Varela y calle 137.


Unas cuadras más adelante, en Honduras y Florida, la Policía encontró abandonada la Volkswagen Suran en la que se realizaron peritajes en busca de rastros o huellas de los ladrones.


Si bien las primeras informaciones se referían a un intento de robo, los investigadores buscaban determinar la causa del asesinato y no descartaban ninguna hipótesis.


El caso que fue caratulado inicialmente como "homicidio en ocasión de robo" está a cargo del fiscal Jorge Saizar, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 5 del Departamento Judicial de Quilmes.


Por el momento, la Policía continuaba trabajando para poder identificar a los delincuentes que participaron en el hecho.