Desbaratan banda, aplicación

Una aplicación de correo electrónico permitió ubicar los celulares de dos de víctimas de un asalto y la detención de cinco integrantes de una banda dedicada a cometer atracos en el partido bonaerense de Florencio Varela.
  

Los integrantes del grupo delictivo conocido como la "Banda de San Jorge" fueron detenidos luego de cometer un robo en un comercio de esa localidad, cuando robaron dinero en efectivo y varios teléfonos celulares, informaron fuentes policiales.
  

Posteriormente la dueña de estos equipos localizó la ubicación de sus celulares a través de una aplicación de Gmail, según informaron fuentes policiales.

  

Las detenciones fueron llevadas a cabo en las últimas horas por efectivos de la Comisaría Primera de Florencio Varela en el marco de una investigación iniciada tras el robo de un almacén ocurrido el 10 de noviembre en la intersección de París y Yugoslavia, cuyo dueño además se dedicaba a la reparación de celulares.
  

En esa ocasión, cinco hombres armados ingresaron al local y se apoderaron de 200.000 pesos en efectivo, además de varios teléfonos móviles, para luego darse a la fuga.
  

Noticias relacionadas

Dos de esos celulares pertenecían a la esposa y la hija del comerciante, quienes días después, al configurar sus cuentas de Gmail en nuevos dispositivos, pudieron localizar las ubicaciones de los teléfonos sustraídos.
  

Uno de ellos arrojaba la ubicación de la comisaría Primera local y el otro las inmediaciones de la cancha de Defensa y Justicia.
  

Una de las damnificadas se presentó en sede policial para aportar estos datos y efectivamente uno de los teléfonos se encontraba secuestrado allí a raíz de una causa caratulada como Robo agravado por el uso del arma de fuego, por la cual ya había un detenido en la misma comisaría.
  

Con esos datos, los policías realizaron siete allanamientos en los que se se desarticuló la banda conformada por cinco hombres de entre 19 y 41 años, de los cuales uno ya se encontraba detenido en la comisaria Primera de Florencio Varela.
  

Además de concretar cuatro nuevas detenciones, los policías se incautaron de 6 teléfonos celulares (2 marca Motorola, 2 Samsung y 2 Huawei), 29.500 pesos en efectivo, una escopeta calibre 16 y 15 cartuchos calibre 44 Magnum y demás elementos de interés para la investigación.
  

El caso fue caratulado como "Robo Agravado por el uso de arma de fuego – Portación ilegal de arma de uso civil y resistencia a la autoridad", con intervención de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 4 del Departamento Judicial de Quilmes.