Enfrentamientos en Bolivia, REUTERSCrisis en Bolivia, REUTERS

El Movimiento al Socialismo (MAS), partido del ahora ex presidente de Bolivia Evo Morales convocó para el próximo martes a una sesión parlamentaria para definir una fecha para las nuevas elecciones, en medio de las crecientes protestas y la reciente represión de la marcha cocalera en Cochabamba que dejó al menos nueve víctimas fatales.

 

Eva Copa, la titular de la Cámara de Senadores, expresó: "Tenemos toda la voluntad política de poder encarar una nueva elección. Convocamos al ahora oficialismo a poder sentarnos para dialogar sobre las bases en las cuales se va a enmarcar esta convocatoria y estas elecciones".

 

Además, agregó que "lo que el pueblo boliviano está esperando es convocar a nuevas elecciones nacionales". En tanto, aún no hubo respuesta por parte del gobierno interino encabezado por la presidenta provisoria Jeanine Áñez.

 

Noticias relacionadas

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) afirmó que ya son "por lo menos 23" los muertos desde el estallido de la crisis en octubre en este país. "Se totaliza por lo menos 23 personas muertas y 715 personas heridas desde el inicio de la crisis institucional y política", informó la entidad en la red social Twitter.

 

Los choques ocurridos el viernes último entre cocaleros afines a Evo Morales y las fuerzas de seguridad en Cochabamba dejaron nueve muertos y más de 100 heridos, según un informe de la Defensoría del Pueblo de Bolivia.

 

Ese mismo día, Áñez firmó un decreto que exime de "responsabilidad penal" a las fuerzas de seguridad en caso de verse en "la necesidad" de responder a agresiones.

 

Ante estos hechos, Morales consideró desde México que la actuación de las Fuerzas Armadas "demuestra que lo que está ocurriendo ahora en Bolivia es una dictadura genocida".

 

Aunque aclaró que legalmente continúa siendo primer mandatario, aseguró: "Yo me siento ex presidente, mi tarea ya está cumplida".

 

"Yo no renuncié por cobarde, renuncié porque no quería que haya violencia de derecha", cerró el ex jefe de Estado boliviano.