Retenciones, campo

En plena tarea de cosecha de trigo, siembra de maíz y soja, el campo está preocupado por lo que vendrá con el cambio de gobierno el 10 de diciembre. Desde el sector dan por hecho que habrá un aumento en derechos de exportación que tributan.


A semanas del cambio de Gobierno, la aceleración de venta de soja y cereales se activa y exportadores realizan operaciones en adelantado para los meses que vienen.


El presidente electo, Alberto Fernández, dejó abierta la posibilidad de subir los derechos de exportación apenas asuma el 10 de diciembre. Reforzó que "en la Argentina que viene todos tenemos que hacer un esfuerzo" y completó que "lo tendrán que hacer el sector del petróleo, el minero y el del campo".

 

"Todos tendrán que hacer un esfuerzo", sostuvo en una entrevista con el diario Página 12. En ese sentido, dijo que le "encantaría no cobrar retenciones", pero enfatizó "le hubieran dicho a Macri, que me va a dejar 5 o 6 puntos de déficit fiscal".

 

Noticias relacionadas

"Díganme cómo quieren que tenga déficit cero sin mejorar mis ingresos. Una parte lo voy a mejorar haciendo crecer la economía, pero en un primer momento van a tener que hacer un aporte todos, remarcó.

 

En cuanto a las cosechas de trigo, se espera de una producción en torno a 19 millones de toneladas; y el maíz y la soja, cuya siembra está a pleno, y que las estimaciones privadas los proyectan en 50 millones para el grano y 51 millones para la oleaginosa.

 

Con esto se busca evitar que la alza de retenciones perjudique al sector. Hoy se encuentra en $4 por dólar para cereales, lo que equivale a un 8% del precio y del monto en pesos es más del 18% fijo para la soja.

 

En los tres principales cultivos del país, las ventas al exterior están apenas por debajo de los volúmenes declarados para vender sin procesar al exteriorcon los registrados como comprados a los productores.

 

De acuerdo con el último reporte de compras de la exportación y la industria, los productores ya vendieron soja, maíz y trigo por al más de u$s 6600 millones, a valores FOB actuales.

 

Los negocios "adelantados" de trigo superar en 12% a los registrados para mediados de noviembre del año pasado, cuando se llevaban comercializados poco más de 7,3 millones de toneladas.

 

En cuanto a la cosecha gruesa, las ventas anticipadas de soja crecieron 161% interanual y las de maíz lo hicieron al 172% en el mismo lapso. Las compras declaradas para el maíz nuevo totalizan más de 12,5 millones de toneladas, la gran mayoría adquirida por la exportación.

 

Ese volumen de maíz adquirido por la exportación representa u$s 2074 millones, a precios FOB oficiales. Las DJVE de maíz ascienden a poco más de 11,5 millones de toneladas.

 

En cuanto a la soja, se reportaron compras por más de 7,7 millones de toneladas, valuadas en al menos u$s 2764 millones, a valor FOB oficial del poroto sin procesar.

 

De las compras totales aparecen algo más de 2,8 millones de toneladas adquiridas por la exportación para embarcar sin procesar y más de 4,9 millones de toneladas por la industria (para hacer aceite y harina de soja, también para la venta al exterior). Las DJVE en el caso de la soja suman 2,6 millones de toneladas, muy cerca del volumen declarado como comprado a los sojeros.

 

Las retenciones pueden pasar del monto de $ 4 y $ 3 por dólar exportado a un porcentaje fijo, segmentado por agregado de valor.