Enfrentamiento en Cochabamba, Bolivia, REUTERS

Luego de conocerse que la cifra de muertos aumentó a 9 como consecuencia de los choques ocurridos el viernes entre cocaleros afines a Evo Morales y las fuerzas de seguridad en Cochabamba, Bolivia, Diego Viamont, periodista boliviano habló con RADIO LATINA sobre cómo se encuentra la situación actualmente.


De acuerdo con la versión oficial, los manifestantes intentaron romper el anillo de seguridad montado por la Policía y las Fuerzas Armadas, lo que desató los choques y al respecto el comandante Jaime Zurita aseguró al diario El Deber que "se negoció hasta lo último", y detalló que a los manifestantes les fueron decomisadas armas de fabricación casera, machetes, escopetas y explosivos.

 

"La situación aún es tensa, el sábado hubo nuevos enfrentamientos y el domingo se aplacó la situación porque están velando a los fallecidos. Hoy se espera un diálogo con los sectores y las autoridades de Gobierno. Le han dado un plazo de renuncia a Áñez y el regreso de Evo Morales", dijo.

 

"En La Paz hay escasez de combustible y alimentos. Hay información por varios lados sobre lo que ocurrió en Cochabamba, la cifra puede ascender a diez y ellos buscaban ingresar a la ciudad como una marcha pacífica que no fue tal", dijo. 

Noticias relacionadas

"Los cocaleros siempre han sido cuestionados por el presunto destino de su producción para el narcotráfico. Evo Morales siempre quiso mantener contentos a los productores cocacoleros del trópico de Cochabamba", manifestó.


"No se puede ganar una elección a través del fraude. La gente no puede apoyar a un presidente que no respetó la voluntad popular. Cochabamba es un bastión del Movimiento Al Socialismo"
"El enfrentamiento no terminó en masacre porque los cocaleros respondieron a los ataques, se sabe que los muertos fueron por impacto de bala y se esperan las pericias de qué tipo de armas se usaron y en qué circunstancias", cerró.