Karina Jelinek en desfile de Claudia Arce

Karina Jelinek protagonizó junto al ganador del sorteo un escándalo en pleno Nordelta y que terminó con la policía involucrada.


Acostumbrados a la paz del barrio, los vecinos de Nordelta quedaron shockeados con la noticia, que recién se difundió en los medios. Sin embargo, no es la primera vez que la modelo tiene problemas en el barrio privado.

 

Días antes de este episodio, una usuaria de la red social Twitter, Vivi Álvarez (@maildevivi), que asegura que vive a 50 metros del domicilio de la modelo, dio a entender que Jelinek debe expensas y necesita hacer fiestas y vender entradas "y otras cosas" para sobrevivir.

 

 

 

Sobre las luces violetas, la modelo ironizó: "Es mi color preferido". Y con respecto a la música aseguró que también le gusta la cumbia. "De todo un poco", agregó a modo de chiste.