Alberto Fernández, REUTERSAlberto Fernández, presidente electo

Alberto Fernández evalúa aumentos generalizados para los sueldos bajos, jubilaciones y planes sociales con el fin de reactivar la economía.

 

El presidente electo otorgaría un aumento por decreto para las categorías más bajas de los trabajadores que estén registrados y bajo convenio, jubilados y beneficiarios de planes sociales, según consignó La Nación.

 

El designado por Fernández para ocupar el Ministerio de Trabajo a partir del 10 de diciembre, Claudio Moroni, tuvo hace dos días un encuentro secreto con la cúpula de la CGT para definir medidas vinculadas a lo salarial y se avanzó en detalles sobre los aumentos.

 

Noticias relacionadas

Con ello, se busca darle dinamismo a la economía para lo que además no se descarta la emisión monetaria, un atajo que ya tendría el aval de los gremios y de un sector del empresariado, a pesar de su probable impacto negativo en la inflación.

 

"Hay que tener un crecimiento en los ingresos y que los precios posterguen rentabilidades. El aumento tendrá que ver con la recuperación de ingresos de la base de la pirámide social", dijo al mismo medio Héctor Daer, uno de los jefes de la CGT.

 

En tanto, se habla de una paritaria mixta para el año que viene, con un aumento en porcentaje y otro tramo con sumas fijas, que podrían ser no remunerativas. La intención es elevar el sueldo básico de las categorías más bajas y comenzar lentamente a recuperar el poder adquisitivo de los salarios.

 

"La intención es atacar rápidamente los salarios más retrasados. Hay jubilaciones que están entre 12 y 13 mil pesos", dijo uno de los dirigentes gremiales que participó de la reunión con Moroni.