Jeanine Añez, Bolivia, REUTERSJeanine Áñez, REUTERS

Un hombre no vidente fue golpeado este jueves en La Paz al detenerse un auto de la escolta de la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, quien tras bajar de su coche oficial se interesó por el hombre para que fuera atendido en el palacio de Gobierno.

 

La escolta presidencial llegaba al palacio en la céntrica plaza Murillo cuando uno de los autos que iba por delante golpeó con una de sus puertas a este hombre tras haberse detenido.

 

En el marco del hecho, Áñez se bajó del coche oficial que iba detrás, se dirigió hacia este hombre y tras conversar con él pidió que fuera atendido en la sede del Gobierno boliviano.

 

Noticias relacionadas

"Genaro Limachi (el hombre no vidente) se encuentra en buen estado de salud, pero a efectos de obtener un diagnóstico médico, está siendo trasladado a un hospital para ser atendido", explicó el equipo de seguridad de Áñez.

"El señor Limachi se asustó con el grito de alerta de una señora", relató un comunicado. Áñez "entabló conversación con el señor preguntándole si se encontraba bien y lamentando lo sucedido", detalla la nota.

 

Áñez asumió como presidenta interina el pasado 12 de noviembre, al activar la línea sucesoria siendo senadora opositora, dos días después de que Evo Morales anunciara su renuncia