Alberto Fernández y Donald TrumpAlberto Fernández y Donald Trump

A pocos días de que el Gobierno de Alberto Fernández asuma el 10 de diciembre, se conoció que la administración de Donald Trump ve "buenas perspectivas" de cara al trabajo que tendrá con el gobierno entrante.

 

"Nuestro enfoque con la Argentina es muy positivo", aseguró el secretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EEUU Kevin O'Reilly, uno de los diplomáticos que mejor conoce el vínculo bilateral en Washington.

Noticias relacionadas

 

"Esperamos seguir trabajando con la Argentina como socio democrático, como socio económico, y vemos buenas perspectivas para trabajar con el gobierno entrante, como hemos trabajado con el gobierno saliente el 10 de diciembre en su país", completó O'Reilly.

 

La noticia busca evitar encontronazos por lo ocurrido en América Latina, principalmente en Bolivia. Para Fernández fue un "golpe de Estado" contra el presidente Evo Morales. Mientras que Trump saludó a las Fuerzas Armadas por su actuación.

 

Fernández dijo que Morales debió renunciar por la presión de la cúpula militar y Trump aplaudió el hecho de que las Fuerzas Armadas defendieron la Constitución del país, y dijo que la salida de Morales era "un momento significativo para la democracia" en la región.

 

 

Ante dicho panorama, Fernández alertó que Estados Unidos había retrocedido décadas y volvió "a las peores épocas de los años 70, avalando intervenciones militares contra gobiernos populares elegidos democráticamente".

 

En una conferencia telefónica en la cual insistió en que la prioridad en Bolivia es "la organización de elecciones libres, justas y transparentes", el funcionario dijo que para Washington la situación "es bien clara": hubo una "manipulación del voto" y un "abandono" de la presidencia por parte de Morales.