Festejo de Nadal y Granollers en la serie de Copa Davis ante Argentina, REUTERSTriunfo de España ante Argentina en el dobles en Copa Davis, REUTERS

El equipo argentino peleó de igual a igual en una serie durísima, pero España tuvo a un Rafael Nadal inspirado y sucumbió por 2 a 1, y por ese motivo se despidió de la Copa Davis en los cuartos de final.

 

La serie, que se disputó en "La Caja Mágica" de Madrid, fue favorable a España, pese a que Argentina había empezando ganando con el single en el que Guido Pella superó a Pablo Carreño Busta por 6-7 (3), 7-6 (4) y 6-1, luego de 2 horas y 39 minutos de juego.

 

Sin embargo, España igualó la serie casi con facilidad, debido a que en solo una hora el número uno del mundo, Rafael Nadal, derrotó a Diego Schwartzman por un contundente 6-1 y 6-2.

 

Noticias relacionadas

Todo quedó a definirse en el dobles, donde a último momento el capitán español Sergi Bruguera mandó a Nadal por Feliciano López, para hacer dupla con Marcel Granollers.

 

El dobles argentino mantuvo a Máximo González y Leonardo Mayer, la misma formación que le había ganado a Chile y perdió con Alemania.

Máximo González y Leo Mayer en el dobles argentino en Copa Davis, AGENCIA NA

El último punto de la serie de cuartos de final fue para España por 6-4, 4-6 y 6-3, en más de 2 horas y 20 minutos de juego.

 

Ahora España -que con esta victoria se clasificó a la próxima edición de Copa Davis 2020- se medirá en semifinales con Gran Bretaña, que dejó en el camino a Alemania por 2 a 0.

 

España arrancó ganando el dobles, porque Nadal desde el arranque estuvo afilado y sólido frente a una dupla argentina que sin embargo le peleó de igual a igual.

 

El primer set terminó de inclinarse en favor de los locales por 6-4, pero Argentina no había hecho mal las cosas y de hecho mostró algunos argumentos como para poder ir por más.

 

Así fue que en el segundo set la potencia de Leo Mayer y las variantes de "Machi" González en la red, hicieron que hasta incluso "Rafa" Nadal estuviera erráticos por momentos y un Granollers que se contagió.

 

Pero para la última parte del partido fue todo al ritmo que quiso Nadal y rápidamente España quebró y se fue 3-0, y a la efectividad española se sumó un poco de imprecisión en Argentina, aunque con mucha altura.

 

"Un poco en el tercer set hicieron la diferencia, pero la realidad es que ellos tienen a Nadal y cuando lo necesitaron, embocó todo. Fue poquito, no es tan fácil jugar, meterse adentro y estamos contentos igual", expresó Mayer.