SALVAJE CRIMEN

Horror en Escobar: mató a golpes a su hijastro y lo enterró delante del hermano de la víctima

El acusado es un hombre de 28 años y está detenido. Una comerciante realizó la denuncia. el pequeño tenía dos añitos.
Domingo 1 de diciembre de 2019

Mató a golpes al hijo de su pareja en EscobarCrimen en Escobar

Un hombre de 28 años fue detenido en Escobar acusado de matar a golpes al hijo de su pareja de dos años de edad y luego enterrarlo delante del hermano mayor de la víctima.

 

El adolescente, testigo del hecho, quien le contó a una comerciante lo que había pasado y esta decidió realizar la denuncia en la comisaría.

 

El detenido se llama Héctor Esteban Montero, es jardinero y está acusado por el crimen del pequeño.

 

Noticias relacionadas

En el marco de la causa, la comerciante declaró que un adolescente de 14 años entró a su fiambrería para pedirle comida y luego le dijo que su padrastro había asesinado a golpes a su hermanito en agosto pasado y que el acusado lo enterró en un descampado lindero a la vivienda donde vivían en ese entonces.

 

La causa quedó a cargo del fiscal Gonzalo Ferreiros de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 Descentralizada de Escobar.

 

Tras tomar declaraciones en sede judicial el fiscal ordenó un rastrillaje en el descampado mencionado por el joven, donde hallaron restos humanos enterrados y envueltos en una frazada.

 

En ese marco, efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) Campana detuvieron al acusado, que está imputado por homicidio.

Crimen
Escobar
Muerte
FEMICIDIO

A siete años del asesinato de Ángeles Rawson habló su madre: "Ya no tengo resto"

Jimena Aduriz recordó ese duro momento y aseguró que peleará para que Jorge Mangeri cumpla toda la condena detenido.
Miércoles 10 de junio de 2020

Mamá de Ángeles RawsonMadre de Ángeles Rawson.

Para Jimena Aduriz, nunca va a dejar de recordar aquel 10 de junio de 2013, cuando su hija Ángeles Rawson salió de casa y no regresó más. Ahora, a 7 años del crimen de la adolescente de 16 años que fue estrangulada durante un ataque sexual y desechada a la basura en el barrio porteño de Palermo, la mujer dice que va a pelear lo que sea necesario para que el femicida Jorge Néstor Mangeri cumpla toda la condena detenido.

 

"Ya no tengo resto", revela angustiada Aduriz. Es que en estos siete años pasaron muchas cosas, entre ellas que el portero acusado por el violento hecho nunca admitiera su responsabilidad. "El arrebato de mi hija nos cambió la vida a todos. La muerte de un hijo le pone punto final a la vida de uno, con su crimen algo en mí se detuvo, ya no fui la misma nunca más", explicó.

 

En su relato, la madre de Ángeles recuerda aún el dolor que vivió durante los primeros meses de la causa, no sólo por la mediatización del caso, que mucha veces las "revictimizó" a ella y a su hija, sino el padecimiento familiar que sufrieron por parte de la Justicia, con quienes sigue enojada. "Ellos nos tenían que proteger del asesino de mi hija, pero me hicieron tanto daño como él. Lo que nos hicieron fue destructivo. Mataron a mi suegra, a mi hermano, me dejaron sin trabajo, mis hijos terminaron dispersos y a mi marido le destrozaron la vida". Es que su pareja, Sergio Opatowski, estuvo en la mira de los investigadores como sospechoso y eso le valió una persecución mediática que afectó su salud.

 

Esa hipótesis cayó por su propio peso cuando Mangeri se autoincriminó ante la fiscal Paula Asaro: "Soy el responsable de lo de Ravignani 2360", le dijo, aunque luego esa confesión no tuvo valor legal. Ahora, para Aduriz, "él la mató porque ella se resistió, espero que algún día lo admita".

 

¿Cómo pudo la Justicia errar tanto en la primera autopsia?, es algo que la familia de la víctima no llegará a comprender nunca, porque en un primer momento el estudio decía que Ángeles había muerto compactada por el camión de basura y no había detectado el intento de abuso ni la estrangulación. Eso motivó la exhumación y una reautopsia, algo que golpeó a sus seres queridos.

 

Jimena recuerda a su hija, que en octubre pasado hubiera cumplido 23 años, como divertida, con el sueño de estudiar psiquiatría, que le encantaba la música y con mucho carácter; "arriba los debe tener al trote a todos, especialmente a Dios", ha dicho más de una vez esta madre que enfrentó el dolor inesperado y se sostiene en nombre de su hija: "Ella es mi causa y mi razón, aunque me la hayan arrebatado".

Ángeles Rawson
Femicidio
Muerte
INSEGURIDAD

Asesinaron a una mujer de un botellazo tras intentar resistirse a un asalto con gas pimienta

El asesinato se produjo a la madrugada cuando la víctima, llamada Débora Ríos, se dirigía a su trabajo como playera en una estación de servicio. Por el hecho hay dos detenidos.
Lunes 8 de junio de 2020

Mujer asesinada de un botellazo en intento de roboMujer asesinada en intento de robo

Una mujer de 36 años fue asesinada de un botellazo en la cabeza aparentemente cuando intentó resistirse a un asalto utilizando gas pimienta, en el distrito bonaerense de Moreno, y por el crimen la Policía detuvo a dos sospechosos.

 

El asesinato se produjo alrededor de las 4:00 cuando la víctima, llamada Débora Ríos, se dirigía a su trabajo como playera en una estación de servicio, informaron fuentes policiales.

 

Aparentemente, en esa ocasión fue interceptada por dos delincuentes y la mujer intentó defenderse utilizando gas pimienta.

 

Antes la resistencia, fue golpeada con una botella y murió en el lugar a causa de un fuerte traumatismo de cráneo.

 

En horas de la mañana y tras una serie de rápidas averiguaciones, efectivos de la Departamental de Moreno detuvieron a dos jóvenes de 20 y 24 años, residentes en la misma zona en la que se produjo el crimen, por su presunta responsabilidad en el hecho.

 

El cuerpo de la víctima fue encontrado por efectivos del Comando de Patrullas de Moreno en un descampado situado en la avenida San Fernando al 9.300, entre Malabia y Montes de Oca, del barrio ARA San Juan, en la localidad de Cuartel V, del distrito de Moreno, a unos 40 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

 

El cadáver, que se encontraba boca arriba y tenía la cabeza ensangrentada, estaba a solo unos 200 metros de la casa de la mujer, y a pocos metros se halló una botella de cerveza y un dispositivo de gas pimienta.

 

La mujer tenía puesto su ropa de trabajo y en el momento del hecho se dirigía a una parada de colectivo para viajar hacia su labor en una estación de servicio de la localidad de General Pacheco.

 

Las sospechas apuntan a que los dos delincuentes la interceptaron y tras agredirla, la despojaron de su celular.

 

Tras una serie de averiguaciones realizadas por policías de la comisaría cuarta y la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno, se logró dar con una vecina que refirió que escuchó gritos y pudo reconocer entre los agresores, a un joven que vive en la cuadra, de 24 años.

 

Enseguida, se detuvo al sospechoso en la casa, en la que se secuestró un par de zapatillas recientemente lavadas, con posibles manchas de sangre, mientras que en un descampado cercano se halló un pantalón de jean totalmente ensangrentado.

 

Posteriormente, se ubicó a otro joven de 20 años, que habría actuado como cómplice.

 

Los detenidos fueron puestos a disposición de la fiscal Carina Saucedo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 2, del Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez.

Inseguridad
Crimen
Mujer asesinada