Vacas en una granja en Azul, en Buenos Aires, ArgentinaVacas en una granja en Azul, en Buenos Aires

El organismo que supervisa la seguridad agrícola en Rusia anunció que impondrá restricciones a los suministros cárnicos procedentes de cinco plantas de Argentina y otras dos de Paraguay a partir del 18 de diciembre.

 

Rosselkhoznadzor (el órgano de control fitosanitario de ese país) detalló a través de un comunicado que halló en algunos envíos ractopamina, un aditivo alimenticio prohibido en ese país, por lo que la medida podría ser ampliada, detalla un cable de la agencia Reuters.

 

La ractopamina es un producto prohibido en varios países, incluida Rusia y la Unión Europea. Permite que los animales crezcan de forma más rápida consumiendo menos alimento. De esa manera, la carne se considera contaminada y no apta para el consumo en ese país.

 

Noticias relacionadas

En ese marco, el viernes se reúnen funcionarios locales con sus pares rusos. La medida fue confirmada por fuentes del Senasa, que evitaron brindar más detalles al respecto.

 

En tanto, desde el Ministerio de Agricultura explicaron que ya están trabajando en el tema y que el mercado ruso “no estaría afectado porque son cinco plantas”, según consignó Infobae.

 

De esta manera, la Argentina sumó un nuevo problema para su comercio exterior ya que en el mismo comunicado, la Federación Rusa señaló que “el servicio no descarta que se pueda adoptar la decisión de imponer restricciones a las importaciones de carne y de productos cárnicos ganaderos de todas las empresas de esos países”.

 

La restricción se da justo en el momento en que los envíos de carne argentina a Rusia están en plena expansión. De hecho, en 2018 la Federación Rusa fue el segundo destino en volumen de exportaciones de carne vacuna argentina, con más de 42.000 toneladas enviadas. 

 

Rosselkhoznadzor informó que las plantas afectadas en Argentina son propiedad de Azul Natural Beef S.A., Frigorífico General Pico S.A., Frigorífico H.V. S.A., Matadero y Frigorífico El Mercedino S.A. y Rafaela Alimentos, mientras que las dos de Paraguay son Frigorífico Norte S.A. y Tripera Paraguaya S.A.

 

En el caso de Paraguay, el vicepresidente de la Cámara Paraguaya de Carnes (CPC), Juan Carlos Pettengill, dijo que se trata de un procedimiento habitual, aunque reconoció que las exigencias de parte del servicio sanitario ruso han aumentado: “Es común que pasen estas cuestiones (...) Lo que nos llama la atención es que cada vez nos está costando más demostrar (que los inconvenientes se subsanaron) y poder volver, y que la comunicación ahora no es tan fluida”, detalló a la agencia Reuters.

 

De acuerdo al servicio sanitario de Paraguay, el valor de las exportaciones paraguayas de carne vacuna a Rusia fue de 264,6 millones de dólares entre enero y noviembre. A la medida, se le suma otro problema que es que el organismo supervisor de Rusia dijo la semana pasada que retiró todas las restricciones temporales a los suministros cárnicos enviados a ese país desde dos plantas en Brasil, las que podrían ocupar el lugar que ahora dejan vacante las plantas argentinas si no hay una solución a corto plazo.