Alberto Fernández, Matias Kulfas, economistaFernández, presidente electo, junto a Martín Kulfas, posible ministro de Producción

Tras la confirmación del Gabinete de Alberto Fernández, hoy por la tarde, inmediatamente uno de los desafíos quedará en la coordinación técnica y política de las ramas en que quedaría desplegada la gestión de la Economía.

Noticias relacionadas

 

La idea del presidente electo que por un lado se encarguen de la renegociación de la deuda, al aumento de la presión fiscal sobre el campo, las finanzas y los sectores de mayores recursos de la sociedad y cierta disciplina presupuestaria que requerirá el frente fiscal. Por otro lado un esquema de subsidios de tasas a la producción, de tarifas congeladas de los servicios públicos, aumentos salariales para los empleados públicos, de ampliación de prestaciones sociales, por citar anuncios.

 

Matías Kulfas prácticamente está confirmado en Producción que incluirá a Energía. Agroindustria por otro, y la ANSeS y el PAMI, tendrán un rol fundamental para cuidar financiar la gestión el futuro ministro de Economía.


El desafío pasa por afrontar las necesidades fiscales con las urgencias sociales y productivas, emitiendo señales macroeconómicas que permita la salida de la recesión. Para eso se ebe reestructurar la deuda, eludiendo default, para evitar mayores subas del riesgo país y de las tasas de interés en las líneas de crédito al sector privado.

 

Hacienda y Finanzas tendrá que convencer a acreedores de que su mejor negocio es generar un plazo de gracia para la Argentina para el pago de capital e intereses de dos a tres años. Argentina debería recuperar capacidad de pago de la deuda. Ese fue el mensaje que Alberto Fernández transmitió al FMI durante la transición.