Alberto Fernández y Martín Guzmán, GabineteAlberto Fernández y Martín Guzmán, próximo ministro de economía 

El presidente electo, Alberto Fernández, subrayó que tiene "mucha confianza" en el futuro ministro de Economía, Martín Guzmán, y también afirmó que está "seguro" de que "va a andar muy bien" el "plan" que armaron para "no pagar más deuda ajustando a los argentinos".


"Tengo mucha confianza en él, porque es un hombre de una enorme capacidad, de una preparación como pocas veces se encuentran, reconocido mundialmente", sostuvo el próximo mandatario.


En diálogo con Radio 10, el futuro jefe de Estado remarcó que que "de sus cualidades nadie puede dudar" y añadió: "Le planteé mi idea de no pagar más deuda ajustando a los argentinos y organizamos un plan, que estoy seguro que va a andar muy bien. Decían que no había plan, que estábamos improvisando, que no había ministro...".

 

A la vez, el dirigente peronista contó el detrás de escena de cómo llegó Guzmán al Ministerio de Economía: "La presencia de Martín Guzmán la cuidé mucho. A Martín lo conozco hace muchos años. Cuando venía a Buenos Aires solíamos hablar y cambiar opiniones sobre lo que veíamos".


"Cuando le planteé la idea de ser ministro, lo hice muy tímidamente y casi convencido de que me iba a decir que no, porque es un hombre que ha sido muy exitoso en lo suyo, en Estados Unidos. Pensé que me iba a costar mucho y lejos de eso, me dijo: `Sería lo mejor que me podía pasar, venir a arreglar los problemas de mi país´", relató.

Noticias relacionadas


Y concluyó: "Lo que se hizo a partir de ese día fue `callate la boca, no lo cuentes con nadie, no hables con nadie, vamos a cuidarte hasta el día que empecemos a trabajar´. Inclusive, con absoluta reserva estuvo en reuniones a las que yo lo envié en Estados Unidos".


Martín Guzmán fue confirmado el pasado viernes como futuro ministro de Economía: es economista graduado en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Plata y doctor en Economía en la Universidad de Brown, de Estados Unidos.


Su perfil fue elegido por el hecho de ser un especialista en temas de reestructuración de deuda soberana, así como también porque dirige, junto al premio Nobel Joseph Stiglitz, el programa de formación académica "Iniciativa para el diálogo", de la Universidad de Columbia, que estimula un diálogo alternativo y crítico sobre políticas de desarrollo y globalización.