Anuncio sobre protocolo de aborto no punible, Ginés González, NAAnuncio del ministro de Salud, Ginés González y equipo, NA

El ministro de Salud, Ginés González García, anunció un nuevo protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE), que fue publicado en el Boletín Oficial, y aclaró que la iniciativa es "respetuosa" de la objeción de conciencia a la que podrían apelar algunos médicos para no practicar el aborto, pero remarcó que eso "no puede ser una coartada para que no se cumpla la ley".

 

Se trata de la primera medida que adoptó el titular de la cartera sanitaria, luego de la polémica que se desató por este tema en las últimas semanas de la gestión de Mauricio Macri, debido a que el entonces secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, había avanzado con una actualización del protocolo de aborto no punible, lo cual generó malestar en el Presidente saliente, quien dispuso revocar la nueva normativa.


González García aseguró que se trata de una "guía de procedimiento" que cumple con todas las leyes vigentes y que responde a "cánones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)", mientras que aclaró que "es parecido", pero no exactamente el mismo protocolo que impulsó Rubinstein -sin éxito- semanas atrás.


"Es una evolución (respecto al de su antecesor). Tiene alguna introducción de algún elemento técnico no demasiado importante y sí es un poquito más flexible en cómo se aplica la objeción de conciencia, permitiendo que ella exista pero sí garantizando que se cumpla con la ley", comentó el funcionario al hacer el anuncio en una conferencia de prensa en la Casa Rosada.
Y, sobre la objeción de conciencia agregó: "Somos respetuosos pero no puede ser una coartada para que no se cumpla la ley. La ley respeta la objeción pero no puede quedarse sin respuesta institucional. Sabemos que hay instituciones que colectivamente han intentado hacer esto y obviamente lo que plantea es lo que se dice la ley".


"Lo que nosotros no queremos es que esto se convierta en un combate. No es un combate ni un búsqueda de votos ni una decisión que se toma para ganar una elección. Esto claramente es cómo se ejercita un derecho y cómo se cumple con la ley", completó.

Noticias relacionadas


Por otro lado, se mostró confiado en que "la mayoría de las provincias se adhieran" al protocolo, al que insistió en calificar como "un instrumento sanitario para que se cumpla con la ley y proteger a las personas que lamentablemente están en una situación de interrupción legal del embarazo".


González García planteó, además, que "posiblemente en uno o dos años va a haber otro" protocolo de aborto no punible, cumpliendo así con las actualizaciones periódicas de la normativa.


El protocolo incorpora las recomendaciones internacionales acerca de los procedimientos para la interrupción legal del embarazo –dosis de medicamentos y aspiración manual endouterina (AMEU)– y refuerza la importancia del acceso rápido a la atención integral, reforzando la necesidad de resolución en el primer nivel de atención y en los tratamientos con medicamentos.

 

La publicación de este Protocolo para la Atención Integral de las Personas con Derecho a la Interrupción Ilegal del embarazo es por estas razones un imperativo de la política sanitaria nacional en salud sexual y reproductiva.

 

Este protocolo deberá ser actualizado cuando los estándares jurídicos, estándares clínicos y el avance del progreso científico reconozcan mas derechos a introduzcan nuevas evidencias. Estas modificaciones deberán ser siempre progresivas, dado que mejorar la vida y la salud de las personas requiere de bases científicas sólidas.


No obstante, el ministro no brindó mayores precisiones sobre el contenido del nuevo protocolo, por lo cual la letra chica de la normativa se conocerá este viernes cuando sea publicada en el BO.

anexo_5906587_1 by Diario 26 on Scribd