Lázaro Báez en juicio, NALázaro Báez, AGENCIA NA

Luego de que Casación revocara su preventiva en la causa por "La ruta del dinero K", el empresario Lázaro Báez pidió su excarcelación en otro proceso que lleva adelante el juez federal Sebastián Casanello por maniobras de lavado de dinero en la que también se encuentra en prisión bajo esa figura.

 

Tras el pedido de la defensa, el fiscal federal Guillermo Marijuan se opuso a su liberación, al considerar que Báez "aún cuenta con suficientes recursos económicos como para evadirse de la Justicia".

 

El reclamo de excarcelación tuvo lugar luego de que le otorgaran la liberación en la causa madre conocida como "La ruta del dinero K", en la que el empresario lleva preso con preventiva 3 años y ocho meses, un plazo injustificado según la Cámara Federal de Casación Penal.

 

Noticias relacionadas

En esta causa en la que pide su liberación, fue procesado porque se detectó que a través de una empresa que integraban Luciana y Martín Báez, M&P S.A, se hicieron transferencias de dinero en 2015 y 2016 por sumas millonarias a Austral Construcciones.

Fiscal Marijuan

A través de diferentes personas jurídicas y físicas pusieron en circulación 127.624.184 millones de pesos "procedentes presuntamente de ilícitos, a través de actos simulados y transferencias bancarias".

 

No es la única prisión preventiva que tendrá que sortear Lázaro Báez para salir en libertad, pues también está en la misma condición en otra que lo investiga por lavado de dinero a raíz del campo "El Entrevero" en Uruguay.

 

Lo cierto es que ya la máxima instancia penal del país, la Cámara Federal de Casación, dijo que se excedieron los plazos de la prisión preventiva, por los tres años y ocho meses que lleva en esa situación.

 

Por ello, la Sala IV en línea con lo dictaminado por el fiscal de Casación Javier De Luca dijo que debía cesar la preventiva, lo que terminó ordenando el Tribunal Oral Federal 4 que lleva adelante el juicio por la "Ruta del dinero k".

 

El juicio está en curso y aún no llegó a la etapa de alegatos, lo que se presume que recién se den el año próximo junto junto con el veredicto, aunque quedan por delante aún varios meses de juicio oral y público.