Madera cultivada, info generalMadera cultivada, un sector que crece.

Durante la Cumbre del Clima en Madrid se habló de un tema que preocupa a varias naciones: mantener a raya emisiones de CO2 y una de las soluciones son los árboles. En este caso, Argentina cuenta con ello y con una particulairdad, los árboles de "crianza" que son plantados con un fin industrial.

 

Ante esto, hay varios inversores interesados pero hay dificultados como falta de créditos, inestabilidad político-comercial, hacen que la plata no fluya al ritmo que podría.
La Mesa de Competitividad Foresto-industrial presentó el “Plan Estratégico Forestal y Foresto-Industrial 2020-2030” con un proyecto de cara a futuro que invita a la inversión que sin dudas es el futuro.


La Directora Ejecutiva de la Asociación Forestal Argentina (AFoA) y coordinadora técnica de la Mesa de Competitividad Foresto Industrial, Claudia Peirano, dijo:“Yo destacaría dos temas que están en la agenda y a los que el sector forestal puede aportar soluciones: uno mundial, durante la COP-25 se hizo un llamado dramático por las estimaciones de aumento de temperatura media en el planeta a raíz de las emisiones, y, por otro lado, en el plano interno, el país necesita generación de empleos y divisas”.


ForestAr 2030, plataforma multisectorial conformada desde la Mesa de Competitividad, realizó un estudio que estimó que de acá a diez años, se podrían alcanzarse los 2 millones de hectáreas arbolados para producir madera.

Madera cultivada, info general

Noticias relacionadas


En cuanto a números, el 95% de lo que procesa la industria forestal en Argentina proviene de plantaciones, no de bosques nativos. Hay posibilidad de ser arboladas, 3,7 millones de hectáreas de alto potencial productivo. Incluso el INTA calcula, tomando zonas marginales y de menor producción, cerca de 20 millones de hectáreas.


El presidente de AFoA reconoció que, para el sector, el gobierno de Mauricio Macri “ha tenido cosas buenas” y admitió que están preparados para presentarse ante el nuevo presidente Alberto Fernández “o quien él designe, para mostrarle todo lo que el sector puede darle al país”.

 

“Argentina tiene una balanza comercial negativa en papeles, un déficit habitacional que puede ser atendido con la construcción en medera, más el uso como energía renovable y profesionales muy buenos para innovar en todo lo que son biomateriales”, apuntó Peirano.

 

El sector se ha puesto como meta que para 2030 se aumente un 50% el área forestada para incrementar la oferta a 50 millones de metros cúbicos por año de madera. Así se busca atraer 7.000 millones de dólares en inversiones para industrializar distintas regiones del país. Con todo, se crearían 187.000 empleos.

Madera cultivada, info general

Se planean pasar del 1,4% del empleo registrado en 2018 a 2,8% en 2030. Y del 1% de participación en las exportaciones al 3% de las exportaciones y de ser el 1,2% del Valor Agregado Bruto (VAB) al 3%.


“Aumentar la superficie plantada es parte del plan, pero están traccionadas por lo que pase con la industria y hoy aguas arriba tenés una innumerable cantidad de nuevos negocios para aprovechar, es increíble lo que está sucediendo”, expresó Peirano.

 


Un poco más de 20 millones de hectáreas con aptitud forestal, algunas están ocupadas por pasturas para ganadería. Como opción aparece armar sistemas silvopastoriles, que tienen ventajas, tanto para los árboles como para los animales.

 

Peirano agregó: “Los modelos silvopastoriles permiten producir carne carbono-neutro, una hectárea de eucaliptos en manejo silvopastoril absorbe los gases efecto invernadero de alrededor de 10 vacunos”. Brasil ya está implementando de estas certificaciones. Argentina podría hacerlo tranquilamente y vender esa carne a un valor diferencial.

 

“El desafío es que todo este trabajo conjunto se mantenga para los próximos gobiernos, porque un árbol, lo plantás hoy y lo cosechás en 4 gobiernos, el sector necesita un mensaje sólido porque no puede estar barajando y dando de nuevo cada cuatro años”, cerró.