Batalla campal en Hospital Tucumán, video

Una batalla campal se desató en la puerta de la guardia del hospital Padilla de San Miguel de Tucumán cuando los familiares de un herido pretendían ingresar en patota al lugar y fueron frenados por la policía.


Según revelaron los testigos, familiares y amigos de un paciente, que ingresó minutos antes de las 6 de la mañana con un corte en la cabeza, agredieron a médicos y enfermeras debido a que no había camillas disponibles y también porque se negaron a dejarlos entrar con él a la guardia.

Como dicta el protocolo, todos los allegados a los heridos de urgencia deben quedarse afuera aguardando las novedades.


La “patota” -como la describió el personal médico- terminó enfrentándose con el personal de seguridad y provocaron destrozos en las instalaciones del hospital.


"Querían entrar todos a la guardia y eran muchos; a la guardia solo entra el herido y la familia espera afuera; cuando se les explicó eso, se enojaron", señaló la directora del hospital, Olga Fernández.

Noticias relacionadas


La reacción de los familiares del paciente fue violenta y quedó filmada por testigos. Agredieron a un guardia de seguridad, luego golpearon a varios policías y rompieron vidrios.

 

Las autoridades del Padilla realizaron la denuncia correspondiente y, según informaron fuentes policiales, habría al menos cinco aprehendidos.