Los gases lacrimógenos surgieron desde dentro de la embajada, REUTERSLos gases lacrimógenos surgieron desde dentro de la embajada, REUTERS

Continúa creciendo la tensión en Bagdad luego de que tropas de Estados Unidos lanzaran gases para dispersar a manifestantes que acamparon durante la noche en los alrededores de la sede diplomática norteamericana.

 

Milicianos respaldados por Irán y otros manifestantes se congregaron en el exterior del complejo de la embajada de Estados Unidos y prendieron fuego en el tejado de una zona de recepción dentro del recinto.

 

En ese marco, los marines estadounidenses que custodiaban el recinto dispararon contra los manifestantes y más tarde soldados iraquíes, policías federales y fuerzas antiterroristas de élite se desplegaron a lo largo de la cerca que separa a los manifestantes del complejo.

 

Noticias relacionadas

Al respecto, Fuerzas de Movilización Popular, que agrupa a varias milicias, emitió un comunicado pidiendo a sus seguidores que abandonen la zona.

 

Los manifestantes protestan por los letales ataques aéreos de Washington contra una milicia respaldada por Irán, que mataron a 25 combatientes durante el fin de semana. Esa operación respondía a un ataque con cohetes contra una base militar iraquí en el que murió un contratista estadounidense.

 

Los hechos se dan en el marco de un momento en el que Irán y sus aliados enfrentan meses de multitudinarias protestas sin precedentes y luego de que las fuertes sanciones decretadas por Estados Unidos sacudieron su economía y elevaron las tensiones en toda la región.

 

En tanto, el presidente estadounidense Donald Trump culpó a Irán del ataque a la embajada y el secretario de Defensa, Mark Esper, anunció el despliegue inmediato de un batallón de infantería con unos 750 soldados de la 82da División Aerotransportada de Fort Bragg, en Carolina del Norte, a Oriente Medio. Por su parte, Irán negó cualquier implicación con los incidentes en el complejo diplomático.