Axel Kicillof, gobernador de la Provincia de Buenos AiresKicillof. ARCHIVO.

El gobierno bonaerense de Axel Kicillof deberá afrontar vencimientos de deuda por unos US$ 580 millones durante enero, por lo que su situación financiera es muy comprometida y el riesgo de default crece.

 

Kicillof ya anticipó que encontró una situación de caja muy complicada tras suceder a María Eugenia Vidal.

 

Un bono de US$ 260 millones vencerá el 17 de enero próximo y el otro el 26 de enero, por US$ 277 millones. Además tendrá en enero otros dos vencimientos menores por 26.000 euros y 24.000 dólares.

 

Noticias relacionadas

Según un informe de la calificadora Moody´s, la provincia de Buenos Aires deberá afrontar un mayor riesgo de default.