Punta del Este, UruguayPunta del Este, Uruguay.

Uruguay diseñará políticas turísticas "en forma conjunta con Argentina" porque el flujo turístico uruguayo "depende en gran medida del arribo de visitantes argentinos", informó hoy el Ministerio de Turismo del país vecino.

 

El anuncio fue realizado por el recientemente designado ministro de Turismo de Uruguay, Germán Cardoso, quien puntualizó que "cuando asuma en marzo mi primer acción será reunirme con el Ministro de Turismo y Deportes de Argentina, Matías Lammens".
Infobae entrevistó a Cardoso, quien brindó todos los detalles del proyecto.

 

Cardoso reconoció que "Uruguay es argentinodependiente en materia de turismo" y aclaró que "los costos de visitar uno u otro país son similares gracias a los beneficios impositivos".

 

Noticias relacionadas

Uruguay recibió en 2019 unos 3.500.000 turistas, de los cuales 1.800.000 fueron argentinos y 400.000 brasileños.

 

Respecto a cómo será el plan de flexibilidad, adelantó: "La residencia fiscal es diferente que la legal. Hay determinadas exigencias que, justamente, se buscan flexibilizar. Una de ellas, es la exigencia en el monto de la inversión. Hoy, para obtener la residencia fiscal, se exige una inversión en el orden de 1.800.000 dólares. Por eso, hay una determinada voluntad de bajar esa exigencia sensiblemente. En Portugal, una persona compra una propiedad de 500 mil euros y obtiene la ciudadanía".

 

"Se está hablando y pensando es que Uruguay es un país, una isla de tranquilidad, donde hay estabilidad política y jurídica, se respetan las normas más allá de que haya un cambio de gobierno, se respeta la propiedad privada y los compromisos que el país adquirió: siempre se le da un fiel cumplimiento a todas las responsabilidades contraídas por los gobiernos. Eso hace una diferencia: que seamos reconocidos en la región y en el mundo", agregó.

 

"Vamos en la búsqueda de la captación de ciudadanos y de familias del mundo de poder adquisitivo medio y medio alto -que existen por miles- que hoy, en virtud de importantes desestabilizaciones y conflictos que hay en la región (como en Chile, Bolivia) y en el mundo miran con mucha incertidumbre, y analizan la posibilidad de instalarse en un lugar que haya tranquilidad, y que estén dadas todas las condiciones como seguridad jurídica", aclaró.

 

Por ese motivo, el futuro titular de la cartera turística uruguaya planea coordinar las futuras políticas en materia de turismo con Argentina, pero también con Brasil y Paraguay.

 

En ese sentido, el futuro funcionario adelantó que "el plan estratégico no es ver a Argentina, Brasil y Paraguay como competidores, sino ir a buscarlos e invitarlos a trabajar en equipo".

 

Respecto a los requisitos, agregó: "Flexibilizar la permanencia dentro del país sin salir para obtener la residencia fiscal. Hoy se exige que la persona esté 180 días adentro del país sin poder salir para obtener la residencia fiscal. La persona pueda traer a su familia, demostrar que la afincó acá, que inscribió a sus hijos en un colegio, que compró un propiedad, etc pero que pueda ir y venir, y eso no significa que haya una interrupción en el plazo de gestión de su residencia fiscal".

 

"La idea es que esta ley de urgencia ingrese al Parlamento en marzo, en las primeras semanas de gobierno. Ahora está en plena etapa de elaboración, no hay una fecha pero creo que será máximo para abril", comentó.

 

"Apenas asumamos, vamos a convocar a los ministros de turismo del Mercosur, para tener una cumbre y definir las prioridades de la realidad turística que cada país tiene. Queremos invitarlos a trabajar juntos como región, ese es un desafío interesantísimo y un oportunidad enorme. Hay corrientes turísticas muy fuertes en el mundo, fundamentalmente en Asia, que salen a vacacionar y no tienen en su radar a América Latina como un destino. Van a los Estados Unidos y a Europa, comentó.

 

Por último, Cardoso se refirió a la instrumentación del Impuesto Solidario en Argentina, que grava con un 30% a los turistas que viajan al exterior y realizan consumos en dólares.

 

Al respecto, subrayó que "está claro es que no nos benefició en nada. Son situaciones que dificultan y mucho. Somos conscientes de la situación de la Argentina. Si analizamos lo que les sucedió, con dos devaluaciones de la moneda muy fuertes y en doce meses, más esto del 30 por ciento -que para el turista sería como otra devaluación, una tercera en doce meses- uno mira la situación con preocupación. Del tipo de cambio estamos muy lejos y, con esto del 30 por ciento, hay que apelar al ingenio para tratar de mitigar -en la mayor medida posible- los daños de este impacto de último momento de la última semana de diciembre. Se tomaron medidas: ahora estamos expectantes y en evaluación constante".