Pinamar, temporada de veranoPlayas de Pinamar

Joaquín Lacave, un guardavidas de Pinamar, se llevó los aplausos de toda la playa por algo que hizo y que fue un gesto que se viralizó en las redes sociales.

 

“Hola, Joaquín, guardavidas de Pinamar que te metiste al mar con el pibito a upa porque no había sillas de ruedas anfibias para niños, sos todo lo empático que está bien y un capo. Te queremos mucho”. escribió en Twitter Natalia, una chica que le agradeció su gesto para con el pequeño.

 

La historia se viralizó y el joven reveló en una entrevista como fueron los hechos: “Fue el viernes pasado a la mañana. Vi que los chicos de las carpas estaban trayendo a un nene en su silla. Les estaban dando una mano a su mamá y creo que a su tía. Me acerco y Natalia me dijo que a él le gustaba mucho el agua de la pileta. Ahí les digo que podían pedir una silla anfibia en Seguridad en playas. Ya habían preguntado, este año o el anterior, y les dijeron que eran muy grandes para él”,reveló a Clarín.

 

Noticias relacionadas

El joven, que sigue en shock por la fama inesperada, siguió: "Lucas no ve. No se mueve casi nada. No habla.” Por eso, “¿Te animás a que yo lo meta al mar?”, le consultó Joaquín a su madre. La respuesta fue “me encantaría”.

 

“Ella me dijo: ‘mirá que te puede morder si se asusta’.’Mirá que tiende a querer nadar de espaldas’.”, agregó.

 

Más adelante contó que le mordió el hombro: “Creí que era por susto y su mamá me calmó. ‘No, es una reacción. Está disfrutando. Cuando se asuste te vas a dar cuenta’. Nunca se asustó. Fue un momento muy lindo, estábamos todos en sintonía con que él la estaba pasando muy bien", contó al mimo medio. "Como Lucas no ve. Le iba contando todo lo que pasaba. Que ahí venía la ola. Que estábamos en la orilla. Que lo iba a sumergir un poquito más. Intenté que haga la plancha", explicó.

 Joaquín, es guardavidas desde los 18 años, no tenía Twitter hasta ahora. Un amigo le avisó que se había vuelto viral: “No sé si van a cambiar las cosas por esta historia. Ojalá que sí y Lucas no me necesite para meterse en el mar. Que sea todo más fácil para su mamá. Y que no tenga que agradecer a nadie nada”, finalizó.

 

En materia de accesibilidad en playas, ya hay 10 pasarelas en Pinamar, Valeria del mar, Ostende y Cariló, y el municipio proyecta hacer 5 más. Consultado por la historia de Joaquín y Lucas, Hernán Mazzarello, a cargo de la Dirección de Discapacidad, dijo a ese medio que sabe que “no todos los balnearios tienen la silla anfibia”.

 

"Estamos reuniéndonos con la gente de la ONG Lautaro te necesita (busca mejorar la accesibilidad de los nenes y nenas con leucodistrofias), para el traslado en playa, no sólo para meterse al mar. Además, en febrero me reuniré con el director de la Escuela Técnica N°1 Crucero General Belgrano, para que diseñen estas sillas y estén en 2021. Todos tienen que tener su silla anfibia”, aseguró.