Omar Perotti, encabezó en Rosario la reunión sobre seguridad junto al ministro del área provincial, Marcelo Saín, NAOmar Perotti, encabezó en Rosario la reunión sobre seguridad junto al ministro del área provincial, Marcelo Saín, NA.

La provincia de Santa Fe sufrió 25 víctimas fatales en los primeros 14 días del 2020 y se volvió a encender la alarma por la inseguridad que sigue azotando a la provincia desde hace varios años.

 

La escalada de violencia generó una fuerte preocupación por lo que desde el Ministerio de Seguridad de la Nación analizan el envío de más de efectivos de Gendarmería y Prefectura para colaborar con el gobernador.

 

En ese marco, Omar Perotti encabezó en Rosario una reunión sobre seguridad junto al ministro del área provincial, Marcelo Saín y dijo que la llegada de fuerzas federales "está plenamente garantizada" y agregó que "se va a notar en la ciudad y la Provincia".

 

Noticias relacionadas

Por su parte, Sain creó el Observatorio de Seguridad Pública, para analizar las problemáticas criminales de la Provincia y el desempeño de los órganos estatales. Lo llaman el "Indec de la seguridad".

 

Una medida que generó polémica fue la resolución tomada por el jefe de la Policía de Santa Fe, Victor Sarnaglia, que autorizó a sus agentes a tener una bala en la recamara de sus armas listas para disparar.

 

Aquello generó disidencias como en el caso de Lucila Puyol, quien manifestó su disconformidad: "Como dijo el Presidente, la mano dura no sirve y no resuelve los problemas de seguridad. Llevar una bala en la recámara no garantiza la seguridad de la policía menos de la población, al contrario, la pone en riesgo".

 

Por su lado, desde la oposición piden que el oficialismo lleva a la legislatura provincial un proyecto de ley que declare la emergencia en seguridad. Es que en el Gran Rosario ya llevan 17 asesinatos en 14 días.

 

En ese contexto, la ministra de Seguridad Nacional, Sabina Frederic, analiza enviar fuerzas federales para ayudar en la seguridad. Según el jefe de la Policía de Santa Fe, el Gobierno nacional se comprometió a enviar tres mil efectivos de fuerzas federales en los próximos días. 

 

Perotti aseguró que “hay una firme decisión tomada: hay que cortar los vínculos con el delito, hay que tener la firmeza necesaria y la templanza para que la provincia sea de la gente decente, de la gente trabajadora. Y es allí donde vamos a poner el mayor esfuerzo posible para resguardar a cada uno de los santafesinos”.

 

“Estamos coordinando esfuerzos, acciones y recabando toda la información disponible para llevarle tranquilidad a los santafesinos. El objetivo es mejorar la seguridad y, para ello, es fundamental la coordinación entre municipios y provincia. Sabemos que tenemos una provincia muy heterogénea, con particularidades diferentes, y como tal la vamos a abordar”, añadió.

 

El desplazamiento de más de 30 jefes policiales que dispuso Sain es una de las hipótesis que creen influyó en este aumento de la violencia en la provincia. Sin embargo, Sarnaglia sostuvo que el principal foco está en "la portación de armas de guerra y el narcotráfico, que son delitos federales" y dijo que la banda "Los Monos" está activa y vinculó a las bandas "narco" los últimos hechos violentos.

 

Por su parte, el diputado provincial del Frente Social y Popular, Carlos Del Frade, avala la teoría de que es una venganza por la "purga" que está haciendo el peronismo: "Es un contragolpe político mafioso de las bandas narco policiales que hace años se han desarrollado en la provincia de Santa Fe y fundamentalmente en la ciudad de Rosario como resultado de esta purga histórica que está llevando adelante Sain".

 

"Hoy estamos teniendo este enorme costo que significa que los jefes policiales desplazados, alrededor de 40, son capaces de manejar los negocios ilegales en la calle. Han liberado la zona, le han dicho a las distintas bandas que salden sus cuentas y que hay que arrojar un muerto todos los días en Rosario para condicionar al poder político para que no vaya en la limpieza de la mugre que tenemos dentro de las fuerzas de la provincia de Santa Fe", dijo en diálogo con TN.

 

"Cuando una banda narco decide matar a cualquiera como cuando pasó en el casino City Center, porque matar a cualquiera significa que cualquiera puede ser asesinado, eso es un mensaje terrorista", agregó.

 

"El poder de Los Monos se está intentando mantener. Incluso hubo balaceras anteriores que se hacían de noche para no dañar a nadie, lo que es una gran diferencia con lo de las últimas horas", añadió.

 

El pasado sábado, un hombre recibió un disparo en la cabeza cuando salió al balcón de fumadores del casino City Center de Rosario. Por la muerte del hombre de 64 años, fue detenido un joven llamado Maximiliano “Cachete” Díaz, que integra la banda de Los Monos y tiene una relación cercana con Ariel "Guille" Cantero, el líder de la banda que está en prisión.

 

En tanto, en las últimas horas se produjo el crimen número 16 del año por el asesinato de Ángel Adrián Abaca, de 32 años, hijo de un ex policía condenado a siete años de prisión en el marco de la causa en la que se enjuició a integrantes y colaboradores de la banda narcocriminal conocida como "Los Monos".