Sophie Lionnet, niñera asesinadaSophie Lionnet, niñera asesinada.

Sophie Lionnet, de Troyes en el noreste de Francia, se había mudado a Reino Unido en enero de 2016 para mejorar su inglés.

 

"Era una perla. Amable, gentil. Amaba a todo el mundo, le encantaba hacer feliz a la gente", dijo su tía durante una marcha que se realizó un mes después de la muerte de Sophie.

 

Durante su empleo de au pair, como se conocen en Reino Unido este tipo de niñeras, entabló relación con varios vecinos de la comunidad de Southfields, el sureño suburbio londinense donde vivía la pareja condenada.

 

Noticias relacionadas

Michael Cromer, dueño de un restaurante local que estaba en conversaciones con Kouider y Medouni para empezar un negocio conjunto, dijo que Lionnet los acompañaba a las reuniones que tenían.

 

Una pareja que torturó a la niñera francesa que empleaba, antes de quemar su cuerpo en su jardín, fue condenada por asesinato en Reino Unido.

Sabrina Kouider y Ouissem Medouni Sabrina Kouider y Ouissem Medouni.

Pero ¿por qué Sabrina Kouider y Quissem Medouni mataron a la joven de 21 años Sophie Lionnet?

 

Kouider, de 35 años, sospechaba que su antiguo novio Mark Walton, uno de los miembros fundadores de la banda juvenil irlandesa Boyzone, sostenía una relación amorosa con la joven niñera.

 

El Tribunal Central Penal de Inglaterra, The Old Bailey, escuchó como ella y Medouni aplicaron "presión e implacable intimidación" sobre Lionnet para que admitiera la relación sexual con Walton.

 

Insistían en que la niñera había facilitado la entrada de Walton a la casa de la pareja en un suburbio de Londres para drogar y abusar sexualmente de los ocupantes.

 

Horas de video grabado por Kouider y Medouni a lo largo de varios meses mostraban a una horrorizada Lionnet también siendo acusada de ser una pedófila y una espía.

Sophie Lionnet, niñera asesinadaLa casa de la pareja donde Sophie Lionnet vivió su calvario.

Después de ser amenazada con violación, prisión y más violencia, la joven finalmente confesó a haber tenido una relación con Walton, un hombre a quien nunca conoció, según el testimonio de este último. Poco después acabó muerta.

 

El cuerpo de Lionnet fue tan severamente quemado que la causa de su muerte nunca ha podido establecerse, aunque las pruebas de autopsia mostraron que había sufrido fracturas del esternón, en cuatro costillas y la quijada en los días previos a su muerte, en septiembre del año pasado.

 

En el tribunal, la pareja se acusó mutuamente de la violencia sufrida por la joven niñera. En su alegato, el fiscal Richard Howell describió a la "inusual pareja" como una "verdaderamente tóxica combinación".

 

Patel dijo que cuando le preguntó qué era lo que había hecho, ella explicó que se trataba de "una persona muy peligrosa" que le había hecho daño a su familia.

 

"Le pregunté '¿por qué tu niñera no dijo nada al respecto?' y ella dijo que la niñera era una cómplice".

 

Patel aseguró que, aunque el comportamiento de Kouider le parecía "raro", nunca se imaginó que la niñera, que también visitaba regularmente su tienda, estuviese en algún peligro.

 

El caso ha puesto sobre la mesa la vulnerabilidad de las au pair, generalmente mujeres jóvenes que, en el caso de Reino Unido, viajan a aprender inglés mientras cuidan a niños a cambio de comida y una habitación, aunque muchas veces acaban convirtiéndose en criadas susceptibles de abusos. Sophie Lionnet ya había expresado a su madre su deseo de volver a Francia un año antes de ser asesinada. «Si tuviera los medios para comprarme un billete y tomar un taxi, ya lo hubiera hecho», le dijo en un mensaje.