El lugar exacto donde apareció el cadáver, Puerto MaderoEl lugar exacto donde apareció el cadáver, Puerto Madero.

El 15 de febrero de 2015, a casi un mes de la muerte del fiscal Alberto Nisman, un cuerpo calcinado fue encontrado por un vecino frente al edificio Le Parc, en el barrio porteño de Puerto Madero junto a una pared de la subestación eléctrica 89 de Edesur en la plazoleta del Paseo de las Mujeres.

 

El Cuerpo Médico Forense sólo pudo determinar que se trataba de una mujer, entre 40 y 50 años y medía aproximadamente 1,65 metro. Se constantó que tenía várices en su pierna derecha y, a partir de la porción de vísceras que llegaron a analizar, que había consumido café horas antes. Por el estado, ni siquiera se pudieron tomar sus huellas digitales.

El lugar exacto donde apareció el cadáver, Puerto Madero

Cerca del cadáver, los peritos encontraron un bidón de plástico con olor a combustible y otro con una inscripción que decía alcohol etílico que no pudo ayudar a esclarecer la identidad de la víctima puesto que no tenía huellas dactilares que pudieran identificar al presunto autor.
Había tres cámaras cerca, uubicadas en el Museo del Humor, y las torres Renoir I y Renoir II. Ninguna imagen acercó alguna evidencia para resolver el misterio.

 

Noticias relacionadas

El cadáver fue hallado frente al edificio Le Parc, donde hacía casi un mes, en su departamento del piso 13 de la torre Boulevard fue encontrado muerto el fiscal especial de la causa AMIA, Alberto Nisman, un día antes de que fuera al Congreso a explicar su denuncia contra la presidenta Cristina Kirchner.

El mapa del lugar donde apareció el cadáver de la mujer.

Una persona había salido a caminar por el parque, ubicado en uno de los barrios más seguros del país, y al lado de una antigua subestación de energía eléctrica vio un bulto incinerado, se acercó y vio que podría tratarse de una persona.

 

Descartando distintas hipótesis sobre la posible identidad de la fallecida, la causa que llevaba adelante la fiscal Bugeiro fue archivada el 11 de noviembre de 2015 con la firma de la jueza de instrucción Alicia Iermini. Fue enviada al fiscal federal Eduardo Taiano, el cual investigaba la muerte de Nisman para poder dar con algún nexo entra ambas muertes pero no se constantó.

 

Bugeiro se jubiló en 2017 y fue consultada sobre esta posibilidad y contestó: Consultada: “Ya no me acuerdo, pero nunca se advirtió que el caso tuviera relación con la muerte de Nisman. Hasta que me fui, no se pudo identificar a la víctima”.