La tumba de Alberto Nisman en el cementerio de La Tablada.La tumba de Alberto Nisman en el cementerio de La Tablada.

El fiscal Alberto Nisman es homenajeado a las 10 en el cementerio de La Tablada a 5 años de su muerte, donde se encuentran sus restos, por sus familiares y la DAIA, cuyo presidente Jorge Knoblovits dijo que "ahí estaremos junto a la madre de Nisman, Sara Garfunkel".

 

Participan del acto familiares del fallecido fiscal, el consejo directivo de la Delegación de Asociaciones Israelitas en Argentina encabezado por Jorge Knoblovits y representantes de instituciones adheridas. Durante el encuentro se exigirá Justicia para esclarecer tanto la causa de la muerte del fiscal así como del atentado a la AMIA, que se produjo en 1994 y que dejó 85 muertos.

 

Junto a familiares del fallecido fiscal Nisman, cientos de personas reclamaron ayer justicia por la muerte del ex titular de la Unidad Especial AMIA y realizaron duras críticas al Gobierno, al que acusaron de intentar "asegurar la impunidad de los culpables" por el atentado a la mutual judía.

 

Noticias relacionadas

En el acto realizado en la Plaza del Vaticano, a escasos metros del Palacio de Justicia, estuvieron presentes la madre del ex fiscal, Sara Garfunkel, y su hermana, Sandra Nisman, quienes se subieron al escenario principal.

 

También estuvieron presentes la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich; el actor y referente radical Luis Brandoni; el dirigente del PRO Hernán Lombardi; el diputado nacional Waldo Wolff; y el ex consejero de la Magistratura Alejandro Fargosi; entre otros dirigentes.

Marcha por Alberto Nisman a cinco años de su muerte, REUTERS

"La fiscal (Viviana) Fein lo único que hizo fue tratar de demostrar que fue un suicidio. Queremos que se haga justicia", sostuvo el abogado Pablo Lanusse, que representa a Sara Garfunkel.
Tras entonar las estrofas del himno nacional, los oradores leyeron el documento, que había sido anticipado el pasado viernes por Bullrich en su cuenta de Twitter.

 

"Nadie en la Argentina puede darse el lujo de interpretar la muerte del fiscal Alberto Nisman según su ocasional conveniencia política o el cargo que circunstancialmente ocupe. Quien piense que el sillón de Rivadavia tiene el poder de hacer cambiar la verdad; quien crea que la verdad puede escribirse y cambiarse a conveniencia no es más que un aliado de la mentira y cómplice de los culpables", advirtieron los organizadores en el texto.