Sol Pérez y Mónica FarroSol Pérez y Mónica Farro forman parte del mismo elenco junto a Carmen Barbieri.

Mónica Farro y Sol Pérez fueron las protagonistas del escándalo teatral en Mar del Plata. Sin confesar cuál fue el conflicto que generó la pelea, intentan bajar el nivel de exposición, por pedido de la producción. Luego de levantar una función de la obra Veinte Millones por su pelea, el sábado volvieron a escena. Y contaron los motivos por los que decidieron continuar con la comedia.

 

Carmen Barbieri aseguró que “volvió la calma”. Y señaló: “Estábamos todos expectantes, porque ellas están todo el tiempo juntas en el escenario, y tienen mucho diálogo. Les había pedido a las dos que se miraran a la cara, que no cambiaran la letra, hay un empujón marcado... Mónica no quería tocarla por miedo a lo que pensara la otra, pero les pedí que actúen como estaba marcado, se empujan, se gritan y se hablan como estaba marcado, lo hicieron tal cual, lo hicieron bien. Estábamos todos cuidando, los productores abajo cuidándolas para que estén bien", señaló la actriz.

 

Sol Pérez, por su parte, señaló que “mientras se cumplan las cuestiones contractuales” no tiene problema en seguir en la obra, aunque no quiso contar las cosas que charlaron en la reunión con la producción porque “prefiero dejarlas puertas para adentro”. “Hoy vine a trabajar y los chicos me trataron muy bien, trajeron flores, estuvieron mil puntos, me cambiaron de camarín, me trajeron la comida al camarín, me lo pusieron hermoso, no puedo pedir mas, estoy agradecida”, agregó la vedette.

 

Noticias relacionadas

Por otro lado, Mónica Farro aseguró que el motivo que generó la gran pelea no fue laboral, sino personal, y sostuvo que “por el momento me voy a preservar, la producción me pide que calme las aguas. Estoy orgullosa de cómo procedí, viví mucha agresión y yo ni la expreso ni la soporto. A ella tuvieron que sacarla, porque estaba desbordada”, dijo la actriz. “Estoy orgullosa de mi actuar, estuve en paz. Desde la producción me pidieron que siga, que estaba todo bien, que yo era muy bienvenida, estoy feliz con la gente con la que trabajo, los cinco compañeros que tengo arriba del escenario son de mucha trayectoria”, sostuvo, negando la compañía de Sol, a la que solo considera que es “quien comparte el escenario” con ella.

 

Carmen reveló: “Las chicas tienen que esperar un tiempito y se van a calmar. Hablamos mucho, pero entre función y función no volví a hablar, así que quiere decir que están más calmas. Ayudó que viniera Marín y habló con Rottemberg. Es muy importante que se sientan cuidadas, las dos por igual, y que me digan la verdad, si se siguen sintiendo mal trabajando juntas”, agregó Carmen, quien sostuvo que “Sol me dijo que hay problemas desde noviembre pero que no quisieron decirme nada por lo de Santiago, pero les pregunté ‘¿como no me enteré?’ No me quisieron contar, de ocultarme se hizo una bola de nieve que ahora estamos tratando de pararla, pero es difícil”.