Dámaso López, “El Licenciado”Dámaso López, “El Licenciado”

Dámaso López, “El Licenciado”, se sumó a la lista de quienes delataron a sus ex socios para reducir sus penas y así ingresó a la lista de los “soplones del narco” que buscan eludir la prisión perpetua colaborando con juicios.

 

De esa manera, se sumó a la lista de Vicente Zambada Niebla, hijo de “El Mayo” y Edgar Valdez Villarreal “La Barbie” en busca reducir su sentencia al igual que otros criminales que delatan a cambio de beneficios ante la justicia estadounidense.

 

“El Licenciado” llegó a ser considerado como la mano derecha de “El Chapo” y su sucesor al mando del Cártel de Sinaloa. Está citado a declarar el próximo 7 de febrero.

 

Noticias relacionadas

La audiencia tendrá como objetivo analizar una “moción del gobierno para reducir la condena”, que no se conoce ni cuándo fue presentada ni en qué consiste.

 

López Núñez fue sentenciado en 2018 a cadena perpetua por tráfico de cocaína. Posteriormente, expresó su “deseo y compromiso” de colaborar con las autoridades norteamericanas para reducir su condena.

 

No es nada nuevo que algunos de los narcotraficantes mexicanos más poderosos hayan optado por ser testigos protegidos a cambio de obtener alguna reducción en sus condenas. En la lista se encuentran Vicente Zambada Niebla “El Vicentillo” (hijo de Ismael “El Mayo” Zambada, Jesús “El Rey” Zambada, Edgar Valdez Villarreal “La Barbie”, Sergio Villarreal Barragán alias “El Grande”, así como los mellizos Pedro y Margarito Flores, quienes traicionaron a “El Chapo” Guzmán.

Vicente Zambada NieblaVicente Zambada Niebla “El Vicentillo” 

Vicente Zambada Niebla “El Vicentillo”, fue detenido el 19 de marzo de 2009 en las Lomas de Chapultepec, fue extraditado a los Estados Unidos acusado de delitos relacionados con el narcotráfico. Pero ofreció detalles y nombres de los principales narcotraficantes mexicanos, a cambio de una reducción de su condena.

 

El hijo de “El Mayo” se convirtió en uno de los testigos clave en el juicio en contra de Joaquín “El Chapo” Guzmán, en donde dio detalles de los crímenes cometidos por el que fuera líder del Cártel de Sinaloa.

 

Luego de sus declaraciones y de estar diez años en una cárcel de máxima seguridad, el pasado mes de mayo “El Vicentillo” fue sentenciado a 15 años de prisión, pero sólo cumplirá dos o tres años de esa condena, pues se le descontará el tiempo que ya ha estado encarcelado.

 

La Fiscalía consideró que sus declaraciones fueron de “una ayuda inestimable” para acusar y detener a “docenas de altos mandos y centenares de asociados” del Cártel de Sinaloa y de los Beltrán Leyva.

 

Jesús “El Rey” Zambada: identificado como ex jefe de operaciones del Cártel de Sinaloa y hermano de Ismael “El Mayo” Zambada, testificó bajo juramento que durante el Gobierno de Vicente Fox personalmente gastó 300,000 dólares (USD) al mes sobornando a militares y funcionarios de México.

 

El hermano de “El Mayo", aseguró que él entregó tres millones de dólares a funcionarios del Gobierno de Fox, a través del entonces, titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), Genaro García Luna, para que se nombrara a Norberto Vigueras Beltrán como jefe regional de la AFI en Culiacán, Sinaloa, quien ya estaba “comprado”.

 

“La Barbie”: Edgar Valdez Villarreal fue jefe de sicarios del Cártel de Sinaloa. Lo detuvieron en 2010 y cinco años más tarde fue extraditado a Estados Unidos en donde el gobierno lo acusó de haber inundado las ciudades de Memphis y Atlanta con 12 toneladas de cocaína en sólo dos años.

 

“La Barbie” denunció a Calderón Hinojosa por perseguirlo políticamente, debido a que, aseguró, se negó a ser parte del trato que el ex mandatario quería hacer con los grupos de delincuencia organizada.

 

El narcotraficante aseguró que Calderón Hinojosa realizó varias juntas personalmente para tener pláticas con grupos de delincuencia organizada, con personajes como Heriberto Lazcano, Miguel Ángel Treviño, Arturo Beltrán Leyva y “El Chapo” Guzmán. En enero de 2016, se declaró culpable de los delitos de tráfico de cocaína y lavado de dinero.

Sergio Villarreal BarragánSergio Villarreal Barragán 

Sergio Villarreal Barragán: luego de ser capturado, VIllarreal Barragán fue extraditado a los Estados Unidos en donde se convirtió en testigo protegido, a cambio de que se le redujera su condena.

 

“El Grande” detalló las operaciones de los cárteles mexicanos y declaró durante el juicio que se desarrolló en la Corte de Distrito Norte de Chicago, Illinois en contra del ex comandante de la Policía Federal, Iván Reyes Arzate, arrestado por las autoridades de Estados Unidos en abril de 2017 acusado de colaborar con el Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva.

 

Además, describió los encuentros entre Luis Cárdenas Palomino con Arturo Beltrán Leyva, cuando el primero era Coordinador de la División de Seguridad Regional de la SSP y García Luna era el Secretario.

 

Pedro y Margarito Flores: en 2005, conocieron en persona a Joaquín “El Chapo” Guzmán. Documentos de la DEA citados por medios norteamericanos indican que de 2005 a 2008 los Flores recibieron al menos 38 toneladas de cocaína, lo cual generó hasta 800 millones de dólares (USD) para el Cártel de Sinaloa.

 

Debido a su gran capacidad operativa, los mellizos eran buscados por las autoridades de aquel país, por lo que en 2008 se entregaron a las autoridades estadounidenses para ser procesados por narcotráfico y se convirtieron en informantes de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés). Lograron reunir unas 70 conversaciones grabadas con narcos de México.

 

En 2015, los mellizos mexicanos fueron sentenciados a 14 años de prisión por traficar droga del Cártel de Sinaloa.

 

En 2018 uno de ellos fue llamado como testigo en el juicio en contra de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera. Pese a la cooperación de los hermanos Flores, un juez consideró que debido a que su pena no era tan larga, les negaría la disminución de la sentencia.