Ministro Manuel PulleiroManuel Pulleiro encabezó la puesta en marcha del plan de prevención

La fuga de presos de la Penitenciaría Regional de Pedro Juan Caballero de Paraguay y la de otros 26 reos de extrema peligrosidad de una cárcel del estado amazónico de Acre (fronterizo con Bolivia y Perú), encendió la alarma en el gobierno salteño.

 

Por esa causa, la provincia decidió reforzar preventivamente la cobertura de seguridad en distintos sectores de la frontera con Bolivia y Paraguay ya que la ruta de escape incluye el ingreso a nuestro país.

 

En ese marco, el Ministerio de Seguridad, Juan Manuel Pulleiro, encabezó la puesta en marcha de un “Plan Preventivo Refuerzo de Frontera”, tras tomar conocimiento de la masiva fuga de presos.

 

Noticias relacionadas

En tanto, el funcionario del gobierno de Gustavo Sáenz indicó que el operativo es realizado por efectivos de distintas Unidades Especiales: “El objetivo es reforzar los controles de frontera, cuya cobertura de seguridad es de competencia Nacional. De esta manera La Policía de Salta optimiza los recursos de la zona trabajando con aplicativos especiales para la identificación de personas”.

 

Además fortalecieron el patrullaje virtual con las cámaras de seguridad de los Centros de Videovigilancia correspondientes a los distintos sectores de la frontera con Bolivia y Paraguay.

 

La nueva fuga del Complejo Penitenciario Francisco d’Oliveira Conde, en Río Branco, capital de Acre, se produjo luego de un violento fin de semana en la ciudad. Los presos en régimen cerrado escaparon haciendo agujeros en las paredes y lanzándose con sábanas atadas como cuerdas hacia la parte externa de la cárcel.

 

“Todas las fuerzas están buscando a los fugados”, dijo un comunicado de la Secretaría de Seguridad, que también pidió al gobierno nacional de Jair Bolsonaro informaciones para determinar si las fugas en Paraguay y Acre tienen algún tipo de vinculación con el accionar del PCC.