Turista argentino en Machu PicchuEl turista argentino escuchando la condena.

Un tribunal peruano condenó a tres años y cuatro meses de prisión en suspensión a un turista argentino que dañó la ciudadela inca de Machu Picchu, informó el martes el Poder Judicial.

 

Gómez es el único que permanece detenido del grupo integrado por otros dos argentinos, Magdalena Abril Retamal y Leandro Sactiva, junto a un brasileño, un chileno y una francesa quienes ya fueron expulsados del país.

 

Nahuel Gómez, de 28 años, se declaró culpable en un juicio abreviado y podrá volver a la Argentina una vez que pague una multa de 1.860 dólares por los daños causados al principal atractivo arqueológico y turístico de Perú.

 

Noticias relacionadas

Gómez, que dijo ser viajero de oficio, tuvo que pagar 436 soles como primera cuota de la multa impuesta y el total de la reparación civil, será expulsado del país el próximo martes cuando cumpla con abonar los 760 soles del resto de la multa, según lo decidido por la fiscal Contreras, reportó esta noche el diario La República de Perú.

Turista argentino en Machu Picchu

La decisión de la Justicia señala además que "durante los próximos dos años, el sentenciado tendrá que cumplir con normas de conducta que las reportará todos los meses en el consulado peruano de Mendoza en Argentina".

 

El joven de 28 años fue acusado por "extracción ilegal de bienes culturales", un delito con una pena de entre tres y ocho años de prisión, informó la policía y fuentes de la Embajada argentina en Perú.

Turista argentino en Machu Picchu

Al momento de ser apresados los seis jóvenes, estaban en la zona del mirador del "Templo del Sol" y los agentes les atribuyeron haber provocado la caída de una piedra desde seis metros de altura que produjo un hundimiento del suelo y haber defecado en una zona adyacente.