Axel KicillofAxel Kicillof, gobernador de Buenos Aires.

El Comité de Bonistas de la provincia de Buenos Aires con sede en Nueva York emitió un comunicado con fuertes críticas a la estrategia oficial para la postergación de pagos de capital hasta mayo.
  

El comité integrado por acreedores del mayor distrito subsoberano de la Argentina dijo haber "tomado nota" de los desafíos de la solicitud de consentimiento expresada por la gestión de Axel Kicillof.

Noticias relacionadas

 

El gobierno provincial pidió el consentimiento de la provincia de Buenos Aires para diferir el próximo pago de amortización de su bono BP21 del 10.875% con vencimiento el año próximo.

 

El Comité Directivo de acreedores externos sugirió que todos los acreedores evalúen el pedido oficial y cualquier propuesta posterior de la provincia.

 

La dirección del comité señaló que la provincia ha llevado a cabo la solicitud de consentimiento en un "plazo muy corto" sin el beneficio de un "proceso formal de identificación de tenedores de bonos y en ausencia de un plan integral para la deuda".

 

Ayer, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, dijo que la estrategia bonaerense está coordinada con la Casa Rosada, por lo que el objetivo es que el Gobierno nacional sea quien lidere la reestructuración para que luego se adecúen las provincias.

 

Ante ello, el comité directivo de los bonistas comunicó que "sigue preparado para entablar negociaciones de buena fe con la provincia sobre la base de un plan económico sólido e integral" que de certidumbre sobre los pagos.

 

El comité contrató al estudio Mens Sana Advisors y BroadSpan Capital como asesores financieros.