Novia de Fernando Báez Sosa, crimen en Villa GesellJulieta Rossi pide justicia por su novio. 

En pleno dolor por el crimen de su novio Fernando Báez Sosa, Julieta Rossi impulsa campaña por el joven asesinado el sábado pasado por la madrugada frente al boliche "Le Brique" en Villa Gesell. Pegó afiches en el barrio de Recoleta, donde vivía Báez Sosa, con su imagen y el reclamo de justicia. 

 

Entre lágrimas, los vecinos vieron como la joven llegaba hasta Avenida Pueyrredón al 1800 -la casa donde vivía su novio junto a sus padres Graciela y Silvino- para pegar el primer afiche. Luego, siguió despacio dejando el mensaje en cada cuadra de la zona.

 

Este jueves hay una convocatoria en redes sociales por la "sentada pacífica con velas" que habrá en la puerta de la casa de los Báez Sosa, que será a las 18.

 

Noticias relacionadas

La movilización fue difundida por el Centro de Estudiantes del Colegio Marianista a través de Instagram.

Novia de Fernando Báez Sosa, crimen en Villa Gesell

"¿Qué hago ahora, con quién ando en bici, con quién meriendo en el patio y voy a comer? Nunca más lo voy a poder abrazar ni darle un beso. Ni siquiera pude acompañarlo en el hospital ni darle la mano", dijo Julieta.

Novia de Fernando Báez Sosa, crimen en Villa Gesell

"Tenía 18 años y no se merecía esto. Era la mejor persona que conocí y que voy a conocer en toda mi vida. Era lo mejor que yo tenía", afirmó.

 

El fiscal general de Dolores, Diego Escoda consideró que, según su análisis, “la intención de los agresores era matar a Fernando” y que eso queda en evidencia por la violencia con la que golpearon a la víctima y la forma en la que actuaron, impidiendo incluso que fuera asistido por sus amigos. Además, Escoda señaló en declaraciones a radio La Red que al momento de ser detenidos, horas después del hecho, los rugbiers no estaban alcoholizados.

Novia de Fernando Báez Sosa, crimen en Villa Gesell

El funcionario judicial también adelantó que se llevará a cabo una prueba para tratar de determinar quién aplicó el golpe mortal: “Se va a realizar una pericia scopométrica, que es el cotejo entre el dibujo de la zapatilla y una impronta que hay en el rostro de la víctima para ver si coincide con el calzado", explicó.