Loki gatoLoki, la gata vampiro.

Loki es una gata que fue rescatada en Vermont. Cuando su dueña, Kaet, acudió al albergue en 2013, vio en Loki una gata muy amigable. Se enamoró inmediatamente y no pensó dos veces en llevársela para darle hogar. Sin embargo, la convivencia fue difícil en un primer momento.

 

La gata pasaba todo el tiempo bajo la cama y no quería socializar con Kaet, quien empezó a pensar que había adoptado a la gata más odiosa que existe. “Ella no quería tener nada que ver conmigo, pero leí un poco sobre cómo cuidar a un gato temeroso. Nunca la molesté ni intenté tocarla, y me relacioné con deliciosas golosinas y comida húmeda”, dijo Kaet.

 

Su dueña también decidió medicarla y darle un estimulante y relajante natural de gatos, llamado “catnip”. Después de unos meses el método para acercarse a Loki fue efectivo. Un día mientras estaba sentada en su cama, Kaet pudo notar que la gata se acercó y frotó su cabeza contra su espalda y desde ese momento ambas se sienten cómodas juntas, son cariñosas e inseparables.

Loki gatitoLoki y su dueña se convirtieron en furor en las redes.

Noticias relacionadas

“Estoy tan emocionada de que la gente esté disfrutando tanto de Loki, y solo quiero compartir su dulce rostro con todos. Ella me ha hecho tan feliz...Animo a otros a que se arriesguen y adopten al gato que no están buscando llamar su atención. He tenido gatos que eran más extrovertidos y más ‘adoptables’, pero Loki ha sido el gato más leal y amoroso que he conocido”, agregó Kaet.

 

En cuanto a los inusuales colmillitos de la gata, Kaet asegura que son seguros y son siempre revisados por el veterinario, quien señala que no representan problemas de salud para el gatito.