Crimen en Villa Gesell, asesinato de FernandoDetenidos en la rueda de reconocimiento.

Siete de los rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell fueron identificados por testigos en la segunda tanda de ruedas de reconocimiento y fueron señalados como las personas que participaron del ataque dentro y fuera del boliche Le Brique que terminó con la muerte del joven el pasado sábado, informaron fuentes judiciales.

 

La medida fue supervisada por la fiscal del caso, Verónica Zamboni, y contó con la particularidad de que varios de los reconocimientos fueron realizados de manera fotográfica, ya que algunos de los imputados, después de pasar seis días encerrados en un calabozo, perdieron el bronceado y se complicaba la conformación de las rondas.

 

Uno de los principales sospechosos, Máximo Thomsen (20), fue reconocido en la jornada de hoy de manera fotográfica por dos de los tres testigos como una de las personas que le pegó a Fernando en la calle, frente al boliche, la noche del último sábado.

 

Noticias relacionadas

En el caso de Ciro Pertossi (19) también fue reconocido por uno de los testigos que lo ubicó como atacante de uno de los amigos de Fernando.

 

Según los pesquisas, otro de los identificados de manera fotográfica fue Enzo Comelli (19), el joven imputado que ayer había sido reconocido por dos testigos golpeando a la víctima cuando se inició el ataque en la calle.

 

En esta oportunidad, un nuevo testigo lo reconoció como uno de los integrantes del grupo dentro del boliche Le Brique.

También fue reconocido Matías Benicelli (20), a quien un testigo le endilgó haber estado arengando la agresión a Fernando mientras estaba indefenso, dijeron a Télam al menos dos fuentes que estuvieron presentes en la rueda de presos.

 

Fabián Améndola, quien representa a la familia de la víctima, dijo al salir de la Secretaría de Seguridad de Villa Gesell que en la jornada de hoy “se incluyó dentro de los agresores a uno que ayer no había sido reconocido, golpeando a Fernando”; mientras que otro de los imputados fue apuntado por haber impedido que un testigo auxiliara a la víctima mientras le pegaban.

 

Según los investigadores, en la medida hubo un séptimo reconocimiento positivo por dos de los testigos, que identificaron a otro de los rugbiers como uno de los miembros del grupo agresor.

Fernando Báez Sosa, joven asesinado en Villa GesellFernando Baéz Sosa.

Fuentes judiciales informaron que los nuevos tres imputados reconocidos son Ayrton Viollaz (20), Luciano Pertossi (18) y Lucas Pertossi (20).

 

Por su parte, Améndola dijo que el 11er. imputado, Pablo Ventura, “no fue reconocido en ninguna de las ruedas de las que participó”.

 

El abogado aseguró que cuatro de los diez rugbiers detenidos (Thomsen, Ciro Pertossi, Comelli y Benicelli) iban a ser sometidos desde hoy a reconocimientos fotográfico en lugar de presenciales, debido a que después de seis días detenidos perdieron el bronceado y se complica conformar las rondas.

 

El abogado explicó que esta medida fue solicitada porque "los chicos, con estos días que han estado encerrados, han perdido el color tostado de la piel y las personas que han encontrado para conformar las ruedas están mayormente bronceadas".

 

"Eso era una complicación, así que no hubo inconvenientes en que se realicen algunas de estas medidas de manera fotográfica", señaló el letrado.

 

Las imágenes usadas junto a las de los imputados son obtenidas de legajos policiales o de imputados de otras causas: "Lo importante es que las características sean parecidas".

 

Según el letrado, seis de los imputados pidieron por su parte continuar con la modalidad presencial iniciada ayer en la sede de la Secretaría de Seguridad Balnearia, y que está previsto que se extiendan al menos hasta el martes próximo.

 

Por otra parte, el abogado defensor de los diez rugbiers, Hugo Tomei, aseguro a Télam que el audio que se viralizó en las últimas horas con supuestas declaraciones del imputado Lucas Pertossi, "es falso".

 

El crimen de Fernando fue cometido la madrugada del sábado pasado a la salida del boliche "Le Brique", en pleno centro de Villa Gesell, el cual fue clausurado anoche por irregularidades en el expendio de bebidas alcohólicas.

 

Además de Thomsen, los hermanos Ciro y Luciano Pertossi, Lucas Pertossi, Viollaz, Comelli y Benicelli, permanecen detenidos Alejo Milanesi (20), Juan Pedro Guarino (19) y Blas Cinalli (18).

Detenidos, crimen Villa GesellRugbiers detenidos.

Los diez rugbiers están imputados por el delito de "homicidio agravado por premeditación de dos o más personas", al igual que el remero Pablo Ventura (21), quien fue liberado el martes último.

 

Según se puedo reconstruir, el conflicto con los rugbiers se da durante el recital que a las 3:30 de la mañana comenzó a dar el cantante de trap Neo Pistea.

 

“Veo a dos chicos alterados que nos incitaban a la pelea. Intento calmar y recibo golpes de puño y piñas. Les digo ‘che, no nos sirve pelear, nos van a echar a todos’. Uno me dice 'el problema no es con vos, es con tu amigo, me voy a quedar esperando´. La verdad no se por quién fue, puede ser J. o Fernando”, relató. J. otro amigo de Fernando que declaró.

 

“T. iba adelante mío, frena, había mucha gente, veo que vuelan manos, no sabía qué pasaba. Uno era rubio, pelo corto, bajo, robusto, con camisa clara de manga corta, de no más de 20 años. Los separé y seguimos yendo a la salida cuando siento piñas en la espalda. Me doy vuelta y me dijo que yo lo había empujado cuando traté de separar a T.. Vi que había otro chico alto de pelo corto negro, delgado. Ahí me separo de T. y de los chicos que querían pelear”, contó.

 

“Con Fernando conseguimos algunos pases al VIP. El boliche estaba lleno, era difícil moverse, con el correr de la noche se hizo peor. Yo soy re fan de Neo Pistea y bajé para estar cerca. Estábamos con T. y Fernando y en una de las últimas canciones hay que hacer pogo, empezamos a hacerlo. Por accidente, Fernando golpea a un muchacho levemente”, declaró.

 

“Se quedó parado como incitando a pelear a Fernando. Pero Fernando le levantó el dedo como que no había pasado nada. Este chico seguía parado ahí y ahí intervino otro amigo nuestro para parar la situación. Mientras se retira, el pibe lo seguía mirado feo a Fernando. Salí solo (el testigo no aclaró a donde, pero las fuentes consultadas entienden que al patio del boliche), Fernando y nuestro amigo se quedaron en el boliche”, agregó.


“Estaban hablando lo más bien y al toque de atrás vino todo una banda dándole piñas a casi todos, fueron directamente a pegarnos. Me crucé para Le Brique, no pude ver quien le pegó a Fernando. Pero le pegaron a dos más y a Fernando en el piso y no vi más a los agresores. Escuché cuando le decían ‘pégame ahora, estos son los que pegan por atrás en el boliche’”.

 

“Alguien me pega una piña en la oreja y el pómulo derecho, quedé aturdido, caminé por la avenida 3 y 102, sentí que me estaban persiguiendo y cuando iba corriendo saqué el celular y les avisé a los chicos por WhatsApp: ‘che, nos están pegando’”. Cuando volvió a la zona del boliche a Fernando ya se lo habían llevado al hospital y T. tenía la boca ensangrentada", sentenció.