Crimen en Villa Gesell, Fernando Baéz SosaCrimen de Fernando.

Los datos que se van conociendo sobre lo que pasó en la fatídica noche que terminó con el asesinato de Fernando Baéz Sosa, producto de una salvaje golpiza de un grupo de rugbiers, permite reconstruir la escena para saber cómo se inició la pelea con la que el grupo de jóvenes fue expulsado del boliche de Villa Gesell, Le Brique.

 

Según se puedo reconstruir, el conflicto con los rugbiers se da durante el recital que a las 3:30 de la mañana comenzó a dar el cantante de trap Neo Pistea.

 

“Con Fernando conseguimos algunos pases al VIP. El boliche estaba lleno, era difícil moverse, con el correr de la noche se hizo peor. Yo soy re fan de Neo Pistea y bajé para estar cerca. Estábamos con T. y Fernando y en una de las últimas canciones hay que hacer pogo, empezamos a hacerlo. Por accidente, Fernando golpea a un muchacho levemente”, declaró.

 

Noticias relacionadas

“Veo a dos chicos alterados que nos incitaban a la pelea. Intento calmar y recibo golpes de puño y piñas. Les digo ‘che, no nos sirve pelear, nos van a echar a todos’. Uno me dice 'el problema no es con vos, es con tu amigo, me voy a quedar esperando´. La verdad no se por quién fue, puede ser J. o Fernando”, relató. J. otro amigo de Fernando que declaró.

 

“T. iba adelante mío, frena, había mucha gente, veo que vuelan manos, no sabía qué pasaba. Uno era rubio, pelo corto, bajo, robusto, con camisa clara de manga corta, de no más de 20 años. Los separé y seguimos yendo a la salida cuando siento piñas en la espalda. Me doy vuelta y me dijo que yo lo había empujado cuando traté de separar a T.. Vi que había otro chico alto de pelo corto negro, delgado. Ahí me separo de T. y de los chicos que querían pelear”, contó.

 

Dos testigos identificaron en la segunda rueda de reconocimiento al rugbier acusado Máximo Thomsen como quien pateó al joven Fernando Báez Sosa cuando se encontraba tirado en el piso.

En tanto, los otros tres rugbiers, que junto a Thomsen habían pedido hacer este viernes el reconocimiento por fotos, también habrían sido identificados por los testigos como participantes del hecho que le causó la muerte al joven de 18 años.

 

Así, en la segunda rueda que se llevaba adelante este viernes por la tarde, la situación procesal de Thomsen, de 20 años, quedaría más complicada, ya que otros dos testigos lo habrían reconocido a él en la primera rueda como quien le dio la patada final.

 

Al acusado Ciro Pertossi, de 19 años, los testigos lo habrían identificado como quien le pegaba a Báez Sosa y también a los amigos de la víctima para que no lo ayudaran.

 

También Enzo Comelli, de 19 años, habría sido reconocido este viernes en la rueda a través de fotos, como quien participó del ataque a golpes dentro del boliche, pero no en la calle.

 

Durante esta jornada, se produjeron "nueve reconocimientos positivos entre todas las ruedas que se hicieron", indicó el abogado querellante Fabián Améndola, del estudio de Fernando Burlando, en declaraciones a la prensa.

 

"Se volvió a identificar por dos testigos más a la persona que lo golpeó (a Báez Sosa) cuando estaba en el suelo", agregó, y dijo que "se incluyó a uno de los agresores que ayer no había sido reconocido".

 

También señaló que dos testigos identificaron a uno de los rugbiers que "arengaba para que le siguieran pegando" a Báez Sosa, lo que pone en evidencia, de acuerdo con el criterio de Améndola, que la "finalidad" del grupo era la de "matar a Fernando".

 

En la rueda de reconocimiento, cuyo desarrollo continuará el lunes y el martes de la semana que viene, el remero Pablo Ventura no fue reconocido, indicó el abogado.

 

De los 10 rugbiers detenidos, siete fueron identificados hasta el momento como partícipes del ataque en el que perdió la vida Báez Sosa fuera del boliche Le Brique en Villa Gesell, señaló Améndola, que agregó que aún deben realizarse laspericias a las zapatillas, la ropa de los agresores y también estudios químicos y de ADN.

Detenidos, crimen Villa GesellRugbiers detenidos.

Tres de los aprehendidos ni siquiera en forma parcial fueron reconocidos hasta el momento, añadió el letrado.

 

Vecinos de la localidad bonaerense de Zárate, de donde son oriundos los rugbiers, efectuaron una marcha en reclamo de justicia y aseguraron que esa ciudad también lloraba la muerte de Báez Sosa.

 

En el primer día de rueda, a Comelli, los otros testigos que participaron del reconocimiento lo habrían señalado como quien le dio el primer golpe a Fernando dentro del boliche.

 

Y de Matías Benicelli, de 20 años, el cuarto de los acusados que pidió participar de la rueda con fotos, dos testigos habrían afirmado que era quien arengaba para que le pegaran a Báez Sosa.