Industria, producción industrial, fábrica, NA

El último Informe de Coyuntura del IERAL, Fundación Mediterránea da cuenta del alarmente crecimiento en lo que respecta al cierre de empresas, calificando de “dinámica explosiva” que tuvieron los costos financieras sobre los resultados de las mismas durante los dos últimos años del gobierno de Mauricio Macri.

 

El estudio se da a conocer en pleno reclamo de las empresas quienes se reunión con el ministro de Producción, Matías Kulfas y quedaron en trabajar para recuperar la prefinanciacion de exportaciones. El objetivo es poder llegar rápidamente a tasas de interés más bajas que permitan reactivar el crédito para capital de trabajo.

 

Por parte de lo que sucede en Provincia de Buenos Aires, Cristian Girard, director ejecutivo de la Agencia de Recaudación (ARBA) anticipó que el gobierno de dicha provincia va a implementar un plan de auxilio que incluirá líneas de créditos y moratorias impositivas con plazos de hasta 10 años y que el propósito es lanzar estas medidas en la primera semana de febrero.

 

Noticias relacionadas

El informe explica que el desempeño de la actividad hace que aumenten las situaciones de atraso, riesgo de insolvencia, entre otros.

 

Hay un aumento de niveles de créditos en situación irregular, que pasó de 3,8% del volumen de préstamos a sectores industriales a mediados de 2018, a 6,5% en el tercer trimestre 2019.

 

Los autores del informe concluyen que “los costos financieros tuvieron una dinámica explosiva en comparación con los resultados operativos de las firmas en los dos últimos años”. Mientras en 2014-2017 dichos costos representaron entre 48% y 55% del resultado operativo, en 2018 el peso creció hasta 105% y en 2019 a 191%, “reflejando una enorme carga financiera para empresas en los últimos dos años”.

 

La situación, según se explica, empeoró especialmente desde el segundo trimestre de 2018, cuando fuertes subas del tipo de cambio y por ende de la inflación, deterioraron el poder adquisitivo de los ingresos fijos de la población, y por esa vía el consumo y la actividad económica.

 

Entre 2017 y 2019 se observa una reducción de alrededor de 20 mil empleadores de menos de 100 empleados.