Paolo Rocca, empresarioPaolo Rocca, presidente de Techint.

Grupo Techint, mayor conglomerado empresarial de la Argentina, se benefició durante el 2019 con una exención total de las cargas sociales en los aumentos salariales que otorgó. A raíz de esto, se le le permitieron al sector siderúrgico, ahorrar al menos 400 millones de pesos. 

 

La firma, encabezada por Paolo Rocca, que despidió a 191 operarios de su planta de Tenaris, en Campana, obtuvo esa ventaja del Gobierno de Mauricio Macri incluso cuando el ex mandatario firmó un decreto que prohibía expresamente ese tipo de concesiones.

 

A pesar de la prohibición tras el Decreto 633/2018, durante la gestión Macri se autorizó algunas excepciones como en las paritarias de las empresas aeronáuticas y en la siderúrgica.

 

Noticias relacionadas

El mecanismo quedó plasmado en un acuerdo firmado el 1 de agosto, retroactivo al 1 de abril del año pasado, en lugar de un incremento salarial porcentual pautó en la siderurgia la vigencia de una “gratificación extraordinaria no remunerativa” que hizo las veces de aumento por todo 2019 en cuatro cuotas, hasta diciembre último.

 

Desde de este mes se reconvirtió el esquema en una suba salarial remunerativa de 30% sujeta a una revisión, que la propia Cámara del Acero resiste.

 

Aquella “gratificación extraordinaria” representó el equivalente a una suba de 25% para los sueldos más bajos de la actividad y de 22% promedio para los superiores, según calculó el especialista Luis Campos, coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma. Al haber sido no remunerativa durante todo 2019, implicó un ahorro de por lo menos 400 millones de pesos para las empresas del rubro: Acindar; Tenaris-Siderca y Ternium-Siderar (ambas de Techint); Acerbrag (Grupo Votorantim); Sipar-Gerdau, y Aceros Zapla.

 

A pesar de este beneficio, la empresa comenzó el 2020 con el despido de 191 operarios. Hubo una conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo bonaerense, pero la compañía no aceptó hasta ahora reincorporar a los trabajadores y sólo declaró que sostendrá mientras tanto el pago de salarios. Este hecho también ocurrió de manera similar en 2015, con la flamante llegada de Macri.