Crimen en Villa Gesell, Máximo Thomsen

Un nuevo testigo en la causa por el homicidio de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell declaró que vio "claramente cuando le pegaban" a la víctima y que uno de los agresores lo golpeaba con patadas "en las costillas" cuando estaba en el piso y otro le dio "dos puntinazos en la cabeza", al tiempo que algunos de los integrantes del grupo le gritaban "negro de mierda", informaron hoy fuentes judiciales.

 

A su vez, en la cuarta y última ronda de reconocimientos, los testigos señalaron a dos acusados que no habían sido identificados en las tres jornadas anteriores, por lo que ya suman nueve los imputados comprometidos por los testimonios en rueda.

 

Máximo Thomsen (20) es uno de los rugbiers acusados que está más "complicado". Es que, según relataron los testigos en las ruedas de reconocimiento, sería quien le dio la patada fatal a la víctima cuando estaba inconsciente tirado en el piso, por lo tanto, sería considerado como uno de los coautores del homicidio.

Detenidos por crimen de joven en Villa Gesell	Thompsen.

Noticias relacionadas

Thomsen estudiaba Educación Física en la ciudad de Zárate. El joven practicó rugby a lo largo de toda su infancia. Durante sus primeros años, lo hizo en el Arsenal Zárate. En 2017 decidió probar suerte en el Club Atlético de San Isidro (CASI) en la división de Menores de 19 años donde jugó durante dos temporadas. Cuatro veces a la semana, recorría los 73 kilómetros que separan al club de su casa ubicada en el barrio Villa Fox de Zárate, para asistir a los entrenamientos y partidos.

 

El acusado siempre vivió en la ciudad de Zárate junto a su familia. Debido a la situación judicial que atraviesa Máximo, su madre, Rosalía Zárate renunció al cargo de Secretaria de Obras Públicas en la ciudad de Zárate.

 

Fuentes de la investigación detallaron que los nuevos reconocidos son Blas Cinalli (18) y Juan Pedro Guarino (19); por lo que de esta manera el único rugbier detenido no identificado en ninguna de las ruedas es Alejo Milanesi (20), dado que Máximo Thomsen (20), Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Enzo Comelli (19), Ciro Pertossi (19) y Lucas Pertossi (20) ya habían sido señalados.

Detenidos, crimen Villa GesellRugbiers detenidos.

Por su parte, un nuevo testigo declaró ayer ante la fiscal de la causa, Verónica Zamboni, y aseguró que vio a Baéz Sosa (19) "como arrodillado, tratando de defenderse con los brazos, él imposibilitado de pegar", y que el agresor que lo pateó en la cabeza le decía "dale, cagón, levantate".

 

Fernando Burlando, abogado de la familia de la víctima, dijo hoy que este testigo se trata de un joven que se encontraba en el boliche "Le Brique" de Villa Gesell la noche del crimen y que hoy refrendó su testimonio durante la última jornada de ruedas de reconocimiento en las que señaló a los principales acusados por la agresión.

"Lo más llamativo fue la memoria del testigo que calificaron como 'clave', describió a siete personas con una precisión realmente feroz", dijo el letrado.

 

 

Detalló que "las personas que le pegaban" en la calle habían sido expulsadas minutos antes de Le Brique, tras "una pelea" iniciada "en la pista", e identificó que uno de ellas "llevaba una camisa negra desprendida" y fue retirada del lugar "de manera violenta" por los patovicas.

 

"Este chico parecía líder del grupo, era el que iba al frente, el que más pegaba. Uno le pegaba patadas cuando estaba en el piso, precisamente en el sector de las costillas. Al mismo tiempo, el chico de la camisa negra queda al lado de la cabeza de Fernando, le pegó dos puntinazos en la cabeza, creo que del lado izquierdo", aseguró.

 

En ese sentido, otras fuentes de la investigación indicaron que esa persona de camisa negra quedó registrada en distintas imágenes de las cámaras de seguridad y se trata de Thomsen.

 

El testigo indicó que "esa misma persona flexiona sus rodillas y agarra a Fernando de los pelos, creo que con la mano izquierda, y le pega dos o tres patadas más, creo que con la pierna derecha", y que "luego de eso lo suelta y arengaba a seguir peleando y manifestaba ´Dale, cagón, levantate´".