Registro de exportaciones, NAExportación de productos argentinos. (NA).

La economía de Brasil mejora pero en lugar de aprovechar las nuevas oportunidades que surgen, Argentina va perdiendo participación de mercado en la mayor economía de la región, con nuestro principal socio comercial.

 

En el primer mes del año, la balanza comercial con Brasil mostró un déficit marginal de u$s 18 millones. El dato contrasta con el superávit de u$s 121 millones, logrado doce meses atrás. Además, quiebra la tendencia de superávit comercial bilateral dada en los últimos seis meses.

 

Esto se explica por la baja del 16,8% en las exportaciones argentinas al vecino país, una oferta concentrada en automóviles de pasajeros, vehículos de carga, autopartes, polímeros plásticos, PVC (policloruro de vinilo), cebada y trigo en granos, porotos negros y aceite de soja en bruto.

 

Noticias relacionadas

Las exportaciones a ese destino en enero llegaron a u$s 662 millones, en tanto que un año antes habían llegado a u$s 796 millones. En un contexto de mejora de la economía de Brasil, las menores ventas de productos nacionales se tradujeron en una pérdida de participación en ese mercado, pasando de 4,9% en enero de 2019 a 4,1% el mes pasado. Los datos fueron dados por el Ministerio de Economía de Brasil.

 

La relación comercial entre Argentina y Brasil vive un momento complejo, como consecuencia de la intención de Brasil de reducir el Arancel Externo Común, hoy en torno a 12/13%, que en la práctica actúa como una barrera de protección frente a competidores de terceros países.

 

El objetivo del gobierno de Jair Bolsonaro es llevarlo a la mitad. Si esto ocurriera el ingreso de productos extrazona se vería facilitado, complicando aún más el perfil de las exportaciones argentinas a Brasil. Si bien aún no puede pensarse que ésta será la tendencia de todo el año, sin embargo, el desplome de las exportaciones ahora pone una luz amarilla sobre el frente externo argentino.

 

El comportamiento de las exportaciones argentinas fue clave para determinar el retroceso de las exportaciones del Mercosur, que cayeron 11% durante el primer mes del año.