TRAS CESACIÓN DE PAGOS

Solicitan la quiebra de la firma Vicentín

La estrategia empleada por la firma fracasó en el intento por alcanzar un acuerdo consistente para la cancelación de deudas.
Viernes 7 de febrero de 2020

Cerealeras

La compañía exportadora de cereales Vicentín con una deuda que supera los USD 1.300 millones, no podrá evitar la instancia judicial, tras haber entrado en proceso de cesación de pagos el último 4 de diciembre.

 

Además, algunos de sus acreedores se enfrentan a la imposibilidad de cumplir con los compromisos contraídos con sus propios clientes, al cortarse la cadena de pagos.

 

Uno de estos acreedoras en Santa Fe, GYT Plus señaló el jueves, a través de una nota remitida a la Bolsa de Comercio de Rosario, que no podrá honrar compromisos asumidos con sus clientes y que necesita ir a una reestructuración de pasivos.

 

Noticias relacionadas

A través de un comunicado con fecha 6 de febrero, expresa que “debido a múltiples situaciones ajenas a nuestra voluntad, hemos sufrido un impacto de consideración en nuestras finanzas, que torna muy difícil el cumplimiento temporáneo (sic) de las obligaciones asumidas”.

 

En ese marco, Rofex-Matba dispuso prohibirle la apertura de nuevas operaciones, de manera preventiva.

 

GYT Plus es una de las acopiadoras más importantes del sector y sus directivos conforman la mesa directiva de la Bolsa rosarina.

El comunicado de GYT Plus


Esta situación financiera que atraviesa la cadena del agro está ligada al escenario político y económico del país en el último año.

 

A falta de infraestructura para almacenar o exportar la cosecha gruesa en el momento de la recolección, los productores entregan el poroto al exportador, pero no piden liquidarlo en el momento, si no que lo venden con el precio “a fijar”, para hacer efectiva la venta en meses de primavera y verano, con la esperanza de una mejor valuación.

 

“Después de las elecciones primarias, y ante la presunción de un aumento de las retenciones en caso de llegar Alberto Fernández a la Presidencia, muchos productores decidieron adelantar la liquidación de las ventas ‘a fijar’ acordadas con los exportadores”, explicó el economista Salvador Di Stefano a Infobae.

 

“La mayoría de las operaciones de soja se entregan con precio a fijar. Y lo que era una liquidación que se iba a producir de a poco en primavera y verano se hizo masiva. El productor dijo: ‘fijame el precio de la soja y pagame’. Cuando todos juntos van a hacer eso, Vicentín tiene que pedir crédito para afrontar los pagos, y cuando se corta el financiamiento, automáticamente se produce una situación de iliquidez”, agregó.

 

“En el caso de Vicentín, no contaba con la liquidez necesaria para cumplir con los compromisos, como le puede suceder a un banco si todos los clientes van a retirar los depósitos al mismo tiempo. Y en Argentina, desde el 12 de agosto no hubo uno solo banco que diera crédito a las empresas, que tuvieron un problema de liquidez”, detalló.

 

En el mismo contexto, otro analista explicó al mismo medio que “desde fines de septiembre ya se comentaba esta complicación para los corredores, desde la caída en default de BLD, y después los rumores fueron mucho más importantes a partir de la crisis de Vicentín. Hay varios corredores que están más complicados, en particular los más chicos, porque el problema es la gente que entregó mercadería ‘a fijar’ y no sabe cómo cobrarla. En las últimas semanas hay productores que prefieren quedarse con la mercadería a colocarla en medio de esta incertidumbre”.

 

“Esta vulnerabilidad financiera en la cadena del agro estalló con el reperfilamiento de la deuda. BLD cayó por un contexto local que permitió tomar deuda, apalancarse para aprovechar las altas tasas de interés. Con el reperfilamiento, se generó la situación de no poder cobrar esa plata colocada a tasa y se ‘cortó el chorro’, con sus acreedores que a la vez tampoco saben cómo ni cuándo van a cobrar y enfrentan su propia crisis”, agregó.

 

En ese marco, Gagliardo Agrícola Ganadera (GAGSA), de la ciudad santafesina de Pérez, efectuó la presentación de un pedido de quiebra de Vicentín para avanzar en el pago de la deuda contraída por la exportadora.

 

La presentación se concretó ante el Juzgado Civil y Comercial 14 de Santa Fe, a cargo del magistrado Marcelo Quaglia.

 

GAGSA es una empresa productora de alimentos que pertenece al Grupo familiar RJG, con actividad en el mercado agrícola desde 1969 y su producción se centra específicamente en cereales, oleaginosas y ganado bovino y porcino.

 

La magnitud de la deuda de la empresa hacía previsible un efecto “dominó” que iba a comprometer la situación patrimonial de otras empresas corredoras y acopios.

 

“El agro tiene un margen de rentabilidad muy bajo. Los políticos no explican la crisis en la cadena de comercialización, solo se enfocan en aumentar los impuestos al sector. Es muy probable que este proceso esté comenzando, en la medida que el Gobierno no tome cartas en el asunto para ayudar a salir a las empresas del problema con su liquidez”, dijo al respecto Salvador Di Stefano.

 

“Este es el primer capítulo de una problemática que va a tener el campo, porque los productores sembraron con una ecuación económica y van a cosechar con otra. El campo no necesita una devaluación, no lo beneficia porque tiene muchos costos e insumos dolarizados, lo que precisa es una política de Estado -pero no intervencionismo-, previsibilidad y reglas claras”, añadió.

 

El ministro de la Producción de Santa Fe, Daniel Costamagna, se refirió este viernes a la situación generada por esta crisis.

 

“Estamos sumamente preocupados por la implicancia de la empresa, por la magnitud y por su presencia en la provincia. Detrás de Vicentín hay muchos puestos de trabajo, son muchos productores, muchas cooperativas y acopios. Nos estamos ocupando y estamos preocupados por la situación”, sostuvo por su parte el ministro  de Producción de Santa Fe, Daniel Costamagna, en diálogo con radio LT9 de Rosario.

 

“Estamos manteniendo contacto con las empresas. Sabemos de la complejidad que lleva esta situación, pero en la próximas horas va a haber algunas novedades sobre esto”, agregó.

 

En tanto, Vicentín emitió un comunicado el jueves en el que garantizó que “todos los esfuerzos de la empresa se encuentran dedicados a alcanzar los objetivos prioritarios que ha hecho saber a los distintos interesados: la defensa de las fuentes de trabajo, la rehabilitación de su actividad productiva, el restablecimiento de su operatoria comercial con sus productores y la reestructuración de su pasivo financiero".

 

Desde diciembre, la compañía que opera hace 90 años en la localidad de Avellaneda, al norte de Santa Fe, mantiene paradas sus plantas del Gran Rosario y sus casi 2.000 empleados están suspendidos.

 

La cerealera entró en cesación de pagos el 4 de diciembre, cuando no pudo hacer frente a deudas con proveedores por 350 millones de dólares. El 24 de enero pasado Vicentín presentó una oferta de Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) a sus acreedores para evitar el concurso preventivo y propuso un plan de pagos que contempla la cancelación de la deuda en un solo pago para 1.200 pequeños productores y en un plazo de hasta ocho años para corredores y acopiadores, a quienes le reconocía la dolarización de los créditos y no les establecía ninguna quita.

Vicentin
Empresa
AGRO
Quiebra
VICENTIN

Vicentin: el Senado aprobó un proyecto para crear una comisión investigadora

El proyecto fue aprobado y girado a la Cámara de Diputados tras cuatro horas y media de debate por 41 votos a favor, todos correspondientes al Frente de Todos, y 29 en contra de Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal. Ahora fue girado a Diputados.
Jueves 25 de junio de 2020

Vicentin, el Senado aprobó un proyecto para crear una comisión investigadora, NAVicentin: el Senado aprobó un proyecto para crear una comisión investigadora. NA.

El oficialismo aprobó esta noche en el Senado un proyecto para crear una comisión investigadora de los préstamos del Banco Nación a la cerealera Vicentin, con una polémica con la oposición por la mayoría requerida para la votación.

 

El proyecto fue aprobado y girado a la Cámara de Diputados tras cuatro horas y media de debate por 41 votos a favor, todos correspondientes al Frente de Todos, y 29 en contra de Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal, pero la disputa subió un nivel más la tensión que viene desde hace varias semanas.

 

El Frente de Todos la defendió al señalar la crisis financiera de la exportadora y a los créditos otorgados por el Banco Nación durante la gestión de Mauricio Macri, mientras que Juntos por el Cambio sostuvo que el tema corresponde a la Justicia y apuntó a su vez contra los préstamos generados bajo el gobierno de Cristina Kirchner.

 

Paralelamente, la oposición remarcó durante la sesión remota que el reglamento establece una mayoría de dos tercios para la creación de una comisión investigadora, mientras que el oficialismo mencionó varios antecedentes para contradecirlo.

 

Luego de la votación, la presidenta de la Cámara, Cristina Kirchner, dio por aprobado el proyecto con mayoría simple y varios senadores de Juntos por el Cambio pidieron la palabra para dejar asentado que "no se cumplía con la mayoría requerida" pero, según afirmaron, les cortaron el audio.

 

De esta manera, el clima entre el oficialismo y la oposición a punto de ebullición luego de varias semanas de una tensión que se sintió también en la sesión de este miércoles.

 

El jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans, defendió el proyecto al señalar que "las comisiones investigan, no juzgan, la que juzga es la Justicia" y citó un viejo comunicado del bloque de la UCR en el que proponían la creación de una comisión similar.

 

Y respecto de la polémica por la mayoría, señaló: "Cuando creamos la Bicameral de Control de Deuda en ningún momento se habló de dos tercios, lo mismo que con la comisión sobre los contratos de Participación Pública Privada en el gobierno de Mauricio Macri y la Bicameral del ARA San Juan".

 

En tanto, la santafesina María de los Ángeles Sacnun, del mismo bloque, subrayó que la creación de la comisión investigadora es necesaria "no solamente por el perjuicio que se le ha generado a pequeños productores, acopiadores y a la economía de la Argentina, sino también por la eventual triangulación y evasión que se pudo haber llevado adelante".

 

"No requerimos de los dos tercios porque estamos frente a un proyecto de ley y no un proyecto de resolución", agregó la santafesina.

 

El catamarqueño Dalmacio Mera defendió el proyecto y apuntó: "Yo tengo que explicarles a los productores catamarqueños, que no les pude conseguir un solo crédito para pagar la luz, que a una empresa le dieron 18 mil millones de pesos y se está desguazando".

 

En tanto, el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, le remarcó al oficialismo que "no cuentan con los dos tercios que se requieren para crear comisiones bicamerales especiales".

 

"Hace cuatro semanas perdemos el tiempo con un temario alejado de la realidad de la gente", agregó Naidenoff, al tiempo que cuestionó la oportunidad de presentación de este proyecto por parte del oficialista Oscar Parrilli, en el marco de la crisis generada por la pandemia de Covid-19.

 

Ante los discursos del oficialismo apuntando a la situación de la empresa Vicentin, que según apuntó Mayans "timó a los pequeños productores y cooperativas", en la oposición remarcaron que "el incremento de la deuda de Vicentin con el Banco Nación subió un 260% durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner", según dijo Laura Rodríguez Machado.

 

Vicentin
Senado
Empresas
Economía
NEGÓ INTERVENCIÓN TRIPARTITA

Vicentin rechazó el proyecto del Gobierno ideado por Perotti para tomar el control de la empresa

Héctor Vicentin, accionista de la cerealera que el Gobierno busca expropiar, sostuvo que a las empresas privadas "hay que dejarlas trabajar dentro del ámbito privado". "La propuesta de Perotti es más de lo mismo, es una expropiación light", sostuvo.
Lunes 22 de junio de 2020

VicentinVicentin

Héctor Vicentin, accionista de la cerealera que el Gobierno busca expropiar, sostuvo que a las empresas privadas "hay que dejarlas trabajar dentro del ámbito privado", y rechazó la propuesta que formuló el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, sobre una intervención tripartita para manejar a la compañía.

 

"La propuesta de Perotti es más de lo mismo, es una expropiación light. Pero no hemos sido notificados formalmente de esa intención, ni la conocemos en detalle", se quejó el empresario.

 

El gobernador santafesino propuso conformar una intervención tripartita para manejar la compañía, en reemplazo de la actual conducción de los accionistas: estaría conformada por dos representantes del Estado nacional y un tercero propuesto por esa provincia.

 

"¿Pero cómo podría llegar a funcionar una empresa mixta? Nosotros estamos acostumbrados a trabajar hace muchos años de una forma distinta, solucionando nuestros problemas. Creemos que a las empresas privadas hay que dejarlas trabajar y solucionar sus problemas en el ámbito privado", enfatizó Vicentin, hijo de uno de los fundadores de la cerealera, en declaraciones radiales.

 

El ejecutivo reconoció, además, que "tenemos problemas", pero aclaró: "hay alternativas a una expropiación, a una intervención y a una empresa mixta. Hay que sentarse a dialogar y nos tienen que dejar trabajar e invertir, que es lo que sabemos hacer. La solución tiene que venir dentro del concurso de acreedores".

 

A su criterio, "somos una empresa que produce, que trabaja, no somos una empresa que se pone a lavar dinero, como dice mucha gente por ahí".

 

"No hemos lavado dinero, pero si la Justicia quiere venir a investigar, tenemos la conciencia tranquila. Es más, queremos que venga la Justicia a investigar, pero seriamente", añadió.

 

Por último, reconoció que la empresa, durante el Gobierno de Mauricio Macri, perdió plata.

Vicentin
Intervención
Gobierno