Golpiza de dos rugbiers en Zárate antes de matar a Fernando, Canal 26

Un año antes del crimen de Fernando Báez Sosa, el grupo de rugbiers detenidos en la prisión de Dolores había golpeado brutalmente a un joven de 21 años y mandado al hospital. El video de la golpiza fue difundido en las últimas horas.

 

El chico, que no reveló su identidad, terminó con los ojos hinchados y la lengua partida en dos como la de una serpiente producto de las piñas que recibió.

 

El 21 de enero de 2019 a la madrugada terminó en la guardia del hospital de Zárate, luego de que lo castigaran a la salida del boliche Apsara. Si bien no era de salir a bailar, estaba en pleno proceso de separación de su novia y fue.

 

Noticias relacionadas

Fueron Lucas Pertossi (uno de los ocho detenidos) y Alejo Milanesi (uno de los dos rugbiers liberados el lunes) quienes lo atacaron sin mediar palabra, según su relato. El joven y su familia están seguros de que la paliza fue una ejecución determinada por Lucas Pertossi, quien al menos en ese momento era amigo de la ex novia.

 

Después de la agresión y que sus heridas cicatrizaran, el joven nunca más habló del tema. Ni con su madre ni con sus hermanos. Con nadie.

 

Este verano, a punto de irse de vacaciones a la costa y después de la muerte de Fernando Báez Sosa, le dijo a su mamá una frase que da cuenta del terror que sufrió: “Quedate tranquila, ma, que están presos, no me va a pasar nada”.

 

El médico que lo atendió ese día constató las lesiones: traumatismo facial y traumatismo ocular izquierdo. “Cuando vimos lo que pasó en Gesell, nos volvió el terror al cuerpo. Pensamos que así podría haber terminado él, o peor, porque son chicos que en Zárate todo el mundo conocía su violencia y gozaban de impunidad”, comentó uno de sus familiares al mencionado medio.