PRESENTÓ CONCURSO DE ACREEDORES

Vicentin suspendida como operadora de granos por la Bolsa de Rosario

La medida es una consecuencia directa de la presentación de concurso preventivo que hizo la empresa con el objetivo de abrir una negociación con sus acreedores.
Miércoles 12 de febrero de 2020

Empresa alimenticia VicentinLa empresa Vicentin.

La Bolsa de Comercio de Rosario suspendió a la cerealera Vicentín como operadora del mercado de granos. La medida es una consecuencia directa de la presentación de concurso preventivo que hizo Vicentín con el objetivo de abrir una negociación con sus acreedores.

 

La empresa jaqueada por una deuda que supera los 1.300 millones de dólares, pidió a la Justicia la apertura del concurso preventivo de crisis, aunque prometió "defender" las fuentes de trabajo e intentar evitar la quiebra.

 

La suspensión debería continuar hasta que la empresa cierre un acuerdo con sus acreedores. De todas formas, Vicentín ya estaba virtualmente a un lado del mercado porque sus proveedores agropecuarios hace rato dejaron de entregarle mercadería ante el incumplimiento en los pagos.

 

Noticias relacionadas

La empresa formuló este pedido a dos meses de haber entrado en default por "estrés financiero", y su definición quedó en manos del Juzgado de Primera Instancia Distrito 4 en lo Civil y Comercial de Reconquista, en la provincia de Santa Fe.

 

La semana pasada, la empresa rosarina Gagliardo Agrícola Ganadera había presentado el primer pedido de quiebra contra Vicentin.

 

Ahora, en un comunicado, la cerealera -principal exportadora de aceite y harina de soja argentinos- señaló que la decisión de pedir el concurso preventivo apunta a "perseguir sin descanso, aún en este contexto, sus objetivos prioritarios de defender sus fuentes de trabajo, rehabilitar su operatoria industrial y comercial, y concretar una restructuración de sus pasivos en condiciones y términos que sean mutuamente fructíferos para acreedores y para la empresa".

 

"Insistimos en que no se abandonarán los pasos ya dados para alcanzar la culminación del plan de acción delineado en el comunicado del 5 de febrero de 2020, a cuyo fin Vicentin se propone continuar trabajando con sus proveedores y productores granarios sobre la base de las condiciones ya planteadas", añadió.

 

Además, dijo que seguirá "manteniendo las conversaciones avanzadas con el Banco de la Nación Argentina y demás Instituciones Oficiales y con el resto de las Instituciones Financieras, todo ello con el objeto de llegar a un acuerdo general apoyado en un plan de negocios sustentable sobre esas bases y en el marco de este nuevo contexto".

 

La deuda de Vicentin es de US$ 1.350 millones, de los cuales unos US$ 1.000 millones son con los bancos y, otros US$ 350 millones con empresas del sector agrícola.

 

El Banco Nación es el principal acreedor de la empresa, con $ 18.000 millones, seguido por el Provincia con $ 1.600 millones y el Banco de Industria y Comercio Exterior (BICE), con $ 5 millones.

 

Vicentin
Concurso de acreedores
Quiebra
Empresa
EN ENTREVISTA

Sanguinetti, ex presidente de Uruguay, sobre expropiación de Vicentin: “Es una mala señal”

El ex primer mandatario fue entrevistado y consultado sobre la decisión del Gobierno argentino de intervenir y expropiar la compañía agroexportadora.
Martes 16 de junio de 2020

Julio María Sanguinetti, ex presidente de UruguaySanguinetti, ex primer mandatario uruguayo.

El ex presidente de Uruguay, Julio María Sanguinetti, brindó una entrevista donde analizó la noticia sobre la intervención y exprociación de Vicentin, principal compañía del sector agroexportador. “Desgraciadamente hay una mala señal”, sentenció.

 

En diálogo con Carlos Pagni en su programa de LN+, el ex primer mandatario uruguayo se expresó: “Hoy tenemos este enorme signo de interrogación que anhelamos, deseamos fervorosamente que pudiera despejarse. Ojalá que esta empresa santafesina, en esta zona agrícola tan querida para nosotros, pueda salir a flote, pero desgraciadamente hay una mala señal”.

 

Respecto a su mirada sobre Argentina sentenció: “Yo tenía la razonable esperanza de que la Argentina no cayera en lo peor de aquellos gobiernos kirchnristas que, para los uruguayos, fueron realmente negativos porque ‘entrancaron’ el comercio, agredieron la actividad portuaria y fue una situación realmente muy penosa, muy compleja".

 

Sobre su visión sobre  Alberto Fernández, dijo: “Evidentemente está envuelto en una situación política de la cual no tiene su contralor total o mayoritario. Responde a un poder en una estructura política del cual la señora Kirchner es importante y ambos representan una línea muy distinta. Todos tuvimos esa razonable esperanza de que no recayéramos en lo peor de los gobiernos Kirchner que para nosotros, Uruguay, fueron muy negativos porque trancaron el comercio, agredieron la actividad portuaria. Fue una situación realmente muy penosa, muy compleja".

 

“Recordemos lo que pasó con las fábricas de celulosa. Fue un momento muy triste de las relaciones entre la Argentina y Uruguay a nivel de gobiernos, no a nivel de la gente porque las sociedades nunca se enemistaron ni aún en los peores momentos”, agregó.

 

Sobre Alberto Fernández agregó: “Veía un presidente que fue crítico en su momento de la propia presidenta (por CFK), de muchos excesos que se habían cometido y todos abrevamos alguna esperanza que en algunos aspectos uno todavía mantiene. Uno ve en el doctor Fernández un hombre bien informado, con capacidad jurídica, pero evidentemente envuelto en una situación política de la cual, es un hecho objetivo, no tiene su contralor total ni quizás mayoritario”.

 

Es evidente que Alberto Fernández responde a un poder en la estructura política en el que la señora Kirchner es evidentemente importante y desde ya representa una línea política muy distinta a la que expresa el doctor Fernández y a la que expresamos nosotros. Yo diría que es aun distinta a la que en su tiempo representó el Frente Amplio porque, entendámonos, los grandes conflictos del kirchnerismo con Uruguay fueron bajo el gobierno de Mujica. Mujica pensaba que los temas se resolvían con una conversación amistosa, de camaradería más o menos populista, y lejos de resolverse los problemas se agravaban”, manifestó.

 

“Hoy tenemos un enorme signo de interrogación que anhelamos, deseamos fervientemente, pueda despejarse. Esta nota de esta empresa santafesina, en esta zona agrícola tan querida para nosotros, ojalá pueda salir a flote... Desgraciadamente hay una mala señal”, sentenció.

 

Al finalizar habló sobre las políticas implementadas en su país: “Uruguay no está haciendo una política para atraer argentinos, Uruguay tiene una política general con la cual trata, desde una economía muy pequeña que no es por sí misma atractiva, atraer inversores”.

 

“La celulosa es hoy nuestro segundo producto de exportación y en pocos años va a ser el primero. La forestación es el principal complejo industrial del Uruguay y es una política que se inició en nuestra Presidencia y felizmente se transformó luego en política de Estado y nadie lo ha cambiado. Esa es una gran lección: lo bueno que se ha logrado es por la continuidad. Espero que volvamos a la normalidad y no convoquemos de nuevo a los viejos fantasmas”, concluyó.

Vicentin
Intervención
Uruguay
Sanguinetti
TRAS ANUNCIO DE INTERVENCIÓN

Vicentin: accionistas dicen estar dispuestos a alejarse del manejo de la empresa

Buscan consensuar otro management e irán a la Justicia contra la intervención.
Lunes 15 de junio de 2020

Vicentin, empresaVicentin,

Los accionistas de Vicentin, empresa que será intervenida por el Gobierno según lo anunció Alberto Fernández la semana pasada, se sintieron poco escuchados tras la reunión con el primer mandatario. La empresa acumula una deuda de $ 99.000 millones, motivo por el cuál se llevó a esta medida.

 

El gobierno por su lado busca el rescate de la empresa, según las propias palabras de Fernández. Pero los miembros de la empresa viven “una situación inesperada” y aseguran estar dispuestos a vender parte de sus activos y hasta de dar un paso al costado en el management “con tal de salvar la empresa”.

 

El grupo estaba actualmente en tratativas con varios grupos como el de un par de bancos extranjeros asesorados por Daniel Marx o José Luis Manzano. Aunque las conversaciones más avanzadas fueron con YPF, cliente de la empresa por el biocombustible en una alianza que incluía a la cooperativa ACA a la que Vicentin adeuda US$ 90 millones y a la exportadora china Cofco.

 

Dicen tener todo listo para oponerse judicialmente a la intervención enviada por el Gobierno. Pero la administración de la compañía ya está en manos de los interventores Gabriel Delgado y Luciano Zarich que son asistidos por los gerentes.

 

El 70 % de los ingresos de divisas de Vicentin se liquidan por el Nación y por sus ventanillas cobran los trabajadores y se realizan pagos a los proveedores. Y los US$ 300 millones que era la línea, incluía un paquete de garantías con cesión de cobranzas, ventas de etanol y la hipoteca sobre la hilandería de Reconquista.

 

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, manifestaron la voluntad del gobierno nacional de avanzar para el futuro de Vicentin con un esquema de empresa mixta, similar al de YPF, una vez que se haya llevado a cabo su expropiación.

 

En ese sentido, el Presidente aseguró que el Gobierno está "intentando rescatar una empresa que está al borde de la quiebra", algo que es necesario hacerlo mediante una expropiación "por una cuestión de transparencia" y que "el objetivo más prioritario es que la empresa vuelva a producir y exportar, como corresponde".

Vicentin
Intervención
Empresa
Gobierno