Empresa alimenticia VicentinLa empresa Vicentin.

La Bolsa de Comercio de Rosario suspendió a la cerealera Vicentín como operadora del mercado de granos. La medida es una consecuencia directa de la presentación de concurso preventivo que hizo Vicentín con el objetivo de abrir una negociación con sus acreedores.

 

La empresa jaqueada por una deuda que supera los 1.300 millones de dólares, pidió a la Justicia la apertura del concurso preventivo de crisis, aunque prometió "defender" las fuentes de trabajo e intentar evitar la quiebra.

 

La suspensión debería continuar hasta que la empresa cierre un acuerdo con sus acreedores. De todas formas, Vicentín ya estaba virtualmente a un lado del mercado porque sus proveedores agropecuarios hace rato dejaron de entregarle mercadería ante el incumplimiento en los pagos.

 

Noticias relacionadas

La empresa formuló este pedido a dos meses de haber entrado en default por "estrés financiero", y su definición quedó en manos del Juzgado de Primera Instancia Distrito 4 en lo Civil y Comercial de Reconquista, en la provincia de Santa Fe.

 

La semana pasada, la empresa rosarina Gagliardo Agrícola Ganadera había presentado el primer pedido de quiebra contra Vicentin.

 

Ahora, en un comunicado, la cerealera -principal exportadora de aceite y harina de soja argentinos- señaló que la decisión de pedir el concurso preventivo apunta a "perseguir sin descanso, aún en este contexto, sus objetivos prioritarios de defender sus fuentes de trabajo, rehabilitar su operatoria industrial y comercial, y concretar una restructuración de sus pasivos en condiciones y términos que sean mutuamente fructíferos para acreedores y para la empresa".

 

"Insistimos en que no se abandonarán los pasos ya dados para alcanzar la culminación del plan de acción delineado en el comunicado del 5 de febrero de 2020, a cuyo fin Vicentin se propone continuar trabajando con sus proveedores y productores granarios sobre la base de las condiciones ya planteadas", añadió.

 

Además, dijo que seguirá "manteniendo las conversaciones avanzadas con el Banco de la Nación Argentina y demás Instituciones Oficiales y con el resto de las Instituciones Financieras, todo ello con el objeto de llegar a un acuerdo general apoyado en un plan de negocios sustentable sobre esas bases y en el marco de este nuevo contexto".

 

La deuda de Vicentin es de US$ 1.350 millones, de los cuales unos US$ 1.000 millones son con los bancos y, otros US$ 350 millones con empresas del sector agrícola.

 

El Banco Nación es el principal acreedor de la empresa, con $ 18.000 millones, seguido por el Provincia con $ 1.600 millones y el Banco de Industria y Comercio Exterior (BICE), con $ 5 millones.